Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un adolescente de 18 años mata de un disparo a su novia de 16 porque lo dejó

William Riley Gaulcuatro.com

Un adolescente de Tennesse, ha sido imputado por el asesinato de su novia de 16 años.  El joven de 18 años, identificado como William Riley Gaul, la habría matado de un disparo en casa de ella, después de que decidiera romper la relación con él. Pocas horas después de matarla le declaraba su amor en Twitter.

William Riley Gaul era jugador de fútbol americano y su víctima, Emma Jean Walker, animadora en el campo, en un instituto de Knoxville, según ha publicado El New York Post.
Emma Jean Walker, que había dejado el noviazgo con Riley Gaul desde hacía varios días, fue encontrada muerta por herida de bala el pasado lunes en su dormitorio.
Los investigadores, considerando las evidencias,  creen que hasta hacía poco era su novio le disparó sin entrar a la habitación, mientras ella dormía.
Varias horas después de matarla, William Riley Gaul, tuiteó una declaración de amor: "Te amo Emma. No puedo estar con nadie. Es demasiado pronto. Sé que sabes que muero de ganas por estar ahí, pero entiende que no puedo. Te amo".
Poco antes de que ser arrestado, el pasado martes, Gaul publicó un largo homenaje a Walker, declarándole su amor y recordando las conversaciones  habían tenido cuando planeaban formar una futura familia.

"Y pensar que que cada recuerdo que tenemos, cada momento especial que compartimos, nunca podrá ser revivido. Te amo, Emma Jane Walker", escribió Gaul.
"Ella eligió separarse, él se negó a aceptarlo. Él eligió no aceptar sus deseos", declaró la tía del joven acusado, Jenny Weldon a Knoxville News Sentinel.
Gaul enfrenta cargos por homicidio en primer grado, y se le ha impuesto una fianza por 700.000 euros en la cárcel del Condado de Knox.