Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lanzan a tres cachorros a una balsa de chapapote

Chorreando petróleo y con la boca pegada tras ingerir gran cantidad de alquitrán. Así encontraron a los tres cachorros, hundidos en una balsa de chapapote  en Cartagena, Murcia. Los vio un vecino, que avisó a la protectora de animales para sacarlos del agujero. Los llevaron al veterinario pero uno de los perritos no ha sobrevivido. Lo han sacrificado para que no sufriera más. A los otros dos los han lavado durante horas con aceite y lavavajillas, pero limpiar por completo el chapapote es muy difícil. Por el momento, caminan, están contentos y las analíticas son buenas. La Guardia Civil ha pedido la colaboración ciudadana para saber quién los arrojó a la balsa. Son un cruce de podenco y galgo, razas típicamente usadas por cazadores. Este caso de crueldad es un delito de maltrato animal, castigado con penas de hasta 18 meses de cárcel.