Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un agresor vuelve a casa con su mujer amparado por el juez

Antonia y Sebastián llevan 28 años casados. Tienen dos hijos. Hoy les vemos juntos en su casa, aunque el hombre tiene una orden de alejamiento por maltratar y lesionar a su mujer. Ella afirma que él no le pega. No se atrevió a  denunciar y lo hicieron sus vecinos. En 2006 Sebastián fue condenado por violencia de género. El juez le prohibió acercarse a su esposa hasta noviembre de 2014, pero el hombre regresó a su casa alegando que a sus 78 años no tenía a donde ir. Una nueva sentencia castigaba a Sebastián a 9 meses de cárcel por quebrantar la orden de alejamiento, pero la Audiencia Provincial de Jaén le ha absuelto. Justifica las necesidades del agresor, aunque la Fiscalía se opone porque considera que se pone en peligro la vida de la víctima. El caso, señalan, debería ser derivado a asuntos sociales.