Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una madre se suicida después de ser acusada de abusar de un menor

Una madre se quita la vida después de perder la custodia de sus hijosFacebook

Después de haber sido acusada de abusar de un menor en 2012, Sheila Griffin perdió la custodia de sus cuatro hijos. Con este suceso, la vida de esta mujer de 36 años dio un giro radical y se tuvo que enfrentar a depresión y a numerosos intentos de quitarse la vida. Tras los intentos fallidos, su madre se la encontró muerta en su domicilio por la ingesta masiva de medicamentos.

La vida de Sheila Griffin de Manchester (Reino Unido) comenzó a complicarse cuando fue acusada de abusar sexualmente de un menor de edad en el año 2012. Tras esta terrible acusación, perdió la custodia de sus cuatro hijos y éstos comenzaron a vivir con su padre.
Tras truncársele la vida, Griffin comenzó una batalla contra la depresión y tuvo cuatro intentos de suicidio. Pero tras los intentos fallidos, su madre la encontró muerta en la cama tras la ingesta de medicamentos que habían sido recetados por su médico.
Un triste final pese a que la audiencia judicial declaró que era “buena madre y una persona adorable” y que su vida tomó otro rumbo cuando se separó de su marido, con quien estuvo casada dieciocho años.
Fueron necesarios dos años para que “se limpiara su nombre” en el juzgado. La madre de Sheila Griffin achaca su suicidio al martirio que ha soportado tras la acusación: “La grave acusación a Sheila tuvo un profundo efecto en ella”, relata Debbie Brown como recoge The Sun.