Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una madre se quita la vida tras perder a su hijo de 8 años en un incendio

Una madre presuntamente se suicida tras perder a su hijo de 8 años en un incendiotelecinco.es

Kelly-Anne Carter, una madre que perdió a su hijo de 8 años en un incendio hace dos semanas, ha sido hallada muerta en su vivienda de Cheshire, Reino Unido. El pasado 30 de octubre fallecía su hijo Lucas Carter, mientras que ella sobrevivió con graves quemaduras.

El cuerpo sin vida de Kelly-Anne Carter ha sido hallado en su vivienda de Cheshire, Reino Unido. La mujer había perdido a su hijo Lucas, de 8 años, dos semanas atrás en un incendio.
El 30 de octubre, la casa donde vivía Kelly-Anne empezó a arder y las llamas lo devoraron todo a su paso. Su hijo, Lucas Carter, falleció a consecuencia del incendio y ella sufrió graves quemaduras.
La Policía de Cheshire ha confirmado que no están tratando su muerte como algo sospechoso, sino como un suicidio. En un mensaje de Facebook, la hermana de Kelly-Anne señaló su muerte ha provocado un gran desorden en su familia.
"Estamos conmocionados y sentimos una gran tristeza al enterarnos de la muerte de la madre de Lucas Carter", señala un comunicado de la escuela de Lucas. "Nuestros pensamientos y oraciones están con su familia y con su pareja Andy. El funeral de Lucas se celebrará el próximo viernes. Ahora, al enterarnos de que Kelly-Anne también ha muerto, sabemos que esto es aun más difícil de soportar para la familia y para los conocidos"
Lucas era el hijo único de Kelly-Anne. Los bomberos lo rescataron de una habitación situada en el segundo piso. Fue declarado muerto poco después de su llegada al hospital.
Ambos se habían trasladado a la zona hace seis meses. Un amigo de la familia señaló que "él era su único hijo y ella estaba dedicada totalmente a él".
La pareja de Kelly-Anne, Andy, de 33 años, se encuentra "totalmente devastado", según relató su madre. "Mi hijo está devastado, como todos nosotros. Por lo menos ahora ella está con su hijo", asegura Pauline Hough, de 61 años. "Andy está angustiado y en estado de shock total".
Un portavoz de la Policía comunicó: "Fuimos notificados de la muerte repentina de una mujer de 35 años de edad. No parece sospechoso las circunstancias de su muerte" señaló afirmando que lo esclarecerá todo el médico forense. Los bomberos de Cheshire siguen trabajando con la Policía para esclarecer las causas del incendio.