Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una madre descubre que su bebé ha sido circuncidado sin su permiso

Una madre descubre que su bebé ha sido circuncidado sin su permisoGtres

Una madre lleva denunciando cuatro años a las autoridades que circuncidaron a su bebé sin permiso cuando sólo tenía tres meses y estaba bajo la tutela de sus abuelos paternos. Fue hace unos días cuando la policía detuvo a tres personas, pero ya han sido puestos en libertad en vista de una investigación más profunda de las circunstancias.

La mujer, de Nottingham, confesó que desde que descubrió que habían circuncidado a su bebé sin permiso, ha estado luchando durante cuatro años para que las autoridades tomen algún tipo de medida, informa Metro.
Cuenta que lo descubrió porque al abrir el pañal de su hijo, estaba "cubierto de sangre". El niño se encontraba con sus abuelos paternos cuando fue circuncidado en 2013.
Fue la semana pasada cuando la policía -que ha estado investigando el incidente- arrestó a tres personas, entre ellas una mujer de 47 años y dos hombres de 44 y 61 años.

La madre ha explicado a medios británicos que "abrí el pañal y terminé teniendo que salir de la habitación porque me sentía llena de rabia. Era realmente horrible, no era muy agradable, había mucha sangre".
En el momento de la circuncisión, el niño tenía sólo tres meses de edad. Su madre había llamado a los servicios sociales en 2014, sin embargo, el incidente supuestamente "no se consideró una cuestión criminal".
El caso fue remitido al Consejo Médico General. Desde entonces, la madre del niño ha instado a las autoridades a que actúen, preguntando por qué la "mutilación genital masculina" no está siendo vista de la misma manera que la mutilación genital femenina.
La policía de Nottinghamshire reabrió la investigación después de que el abogado de derechos humanos Saimo Chahal QC les escribiera.
La madre dijo: "Es incluso ilegal cortar las colas de los perros. He llegado a casa llorando pensando que un perro tiene más derechos que mi hijo. Hay algo serio que no está bien. Puedes proteger a un perro, puedes proteger a una chica, pero no a un niño".
La madre agregó que en los años siguientes al incidente, el niño ha sufrido muchas infecciones, y su pene se hincha regularmente y le duele. "Parece le han medio. Está la mitad de la piel, no todo está retirado. Se hincha, se pone rojo y le duele".