Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una amante del fitness muestra los estragos físicos del cáncer

Una amante del fitness muestra los estragos físicos del cáncerInstagram @cheymarie_fit

Cheyann Shaw, amante del fitness, padece cáncer de ovarios desde agosto. La deportista que llevaba dos años publicando asiduamente imágenes sobre su cambio físico, ha visto cómo este ha revertido desde que le diagnosticaron la enfermedad. Ahora, con 9 kilos menos, comparte los estragos que le está causando físicamente y contra los que lucha a diarios. “El cáncer no me ha quitado mi lucha y mi fe”, cuenta.

En agosto, con 23 años, los médicos detectaron cáncer de ovarios a Cheyann Shaw. Tras ello, fue intervenida quirúrgicamente. No obstante, tres semanas después del diagnóstico, Shaw volvió al gimnasio, según publica el Daily Mail Online.
A pesar de sus esfuerzos, el cáncer ha acabado con el cuerpo que llevaba dos años moldeando con ejercicios. Shaw ha perdido nueve kilos y se le ha caído el pelo como consecuencia de la quimioterapia.
 “Lo he perdido todo. El cáncer me ha quitado muchísimo. El cuerpo que he trabajado tan duramente durante dos años, la capacidad de tener y llevar a mi propio hijo, mi pelo y mucho más”, lamentaba en una de sus publicaciones.
En la fotografía destaca la pérdida de la masa muscular, pero a pesar del deterioro, Shaw no se rinde. “El cáncer no me ha quitado mi lucha y mi fe”, expresaba.
"Hoy ha sido un día difícil para mí mentalmente, pero eso está bien. Sé que mañana va a ser mucho mejor y estoy agradecido de estar vivo y para ver otro día. ", contaba en la misma publicación.
Así, con un afán por la lucha y la superación, Shaw admitía “tuve un tiempo en el que era difícil mirarme en el espejo, pero estoy aprendiendo a amarme a mí misma otra vez y sé que esto es solo temporal”.

This is hard for me to post... Left- Before we knew I had cancer. I was a solid 130lbs and 15% body fat. Also had a nice little booty growing back there. - - Right- Taken yesterday. Stage 4 Low Grade Serous Ovarian Cancer. After almost 14 days in the hospital, a poop bag, and a major surgery; I stand at 105lbs. That's way to small for me. I'm 5"5. I lost everything. Cancer has taken so much from me. The body I worked so hard for 2 years to get, the ability to have and carry my own child, my hair, and so much more, but one thing for sure is that cancer has not taken my fight and faith. - - I will never stop fighting. I will never lose my faith. I will never let cancer win. Today has been a rough day for me mentally, but that's okay. I know tomorrow will be much better and I'm thankful to be alive and to see another day. I know GOD is up there working and I know he will give me the strength to fight, the light to see in the darkness, and will lay his healing hands on me. - - This is the toughest battle I have and will ever face, but I know I can do it. The hardest part of all this is my body change. I have a hard time looking at myself in the mirror but I'm learning to love myself again and I know this is only temporary. Once I get the clear light to workout, I'll be in the gym banging those weights💪🏻💪🏻 - - #fuckcancer #ovariancancer #seattleseahawks #bestself #selflove #npc #npcbikini #ifbb #npccompetitor #bikini #bikinicompetitor #bikinifitness #bikiniathlete #fitlife #fitspo #fitlife #follow #inspiration #happiness #womensfitness #womenshealth #motivation #squat #squatspo #country #countrymusic #countrygirl #smile #cheystrong

Una foto publicada por Cheyann Shaw (@cheymarie_fit) el