Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una adolescente de 17 años es obligada a recibir quimioterapia contra el cáncer

linfoma de Hodgkin,Cassandra,tratamiento de cáncer,cáncercuatro.com

Una adolescente de 17 años ha iniciado una  batalla legal contra el estado de Connecticut, EEUU, para defender su derecho a no someterse a un tratamiento de quimioterapia. La joven, identificada como Casandra C, fue diagnosticada con un linfoma de Hodgkin y mantenida en custodia del gobierno para obligarla a realizar el tratamiento contra el cáncer.

Cassandra C., que sufre un linfoma de Hodgkin desde el pasado mes de septiembre, escapó de casa en noviembre para no someterse a la quimioterapia.
Su madre, apoya a la joven, que no es partidaria de recibir este tratamiento, porque no cree que la vaya ayudar poner "veneno en su cuerpo", según ha publicado el NYDaily.
El Tribunal Supremo de Connecticut escuchará las razones de la joven, que permanece en custodia del Estado, mientras dure el tratamiento.
El Departamento de atención a menores y familias de Connecticut pidió la custodia temporal de Cassandra y ordenó a su madre colaborar para que su hija recibiera el tratamiento médico.
Cuando la adolescente escapó de casa, un juez dictó que fuera sacada de su casa e internada para que el Departamento de Menores tomara las "decisiones necesarias".
La joven y su madre comparecieron ante el juez y aseguraron que el tratamiento forzado viola sus derechos constitucionales y que deberían primero determinar lo que llamaron la "doctrina del menor maduro", es decir, antes habría que determinar si un menor es lo suficientemente maduro como para tomar sus propias decisiones legales y médicas.
En algunos estados como Illinois se ha aprobado esta doctrina, aunque Texas la ha rechazado.
Si el Tribunal Supremo declara a la joven de 17 años competente para tomar decisiones, Cassandra podría decidir si recibe o no tratamiento.
El próximo jueves 8 de enero este tribunal escuchará la versión de la joven y la de los médicos del Departamento de Menores de Connecticut.