Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

En libertad todos los detenidos en el desalojo del Vicerrectorado de la Complutense

Contra los recortes y la subida de tasasGTres

Los 53 detenidos durante el desalojo del Vicerrectorado de Alumnos de la Universidad Complutense de Madrid han quedado en libertad tras declarar en dependencias policiales y a la espera de que el juez les llame a declarar, según han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Veinticuatro de los detenidos en el desalojo eran manifestantes de las Marchas de la Dignidad que permanecían en Madrid para apoyar la huelga de estudiantes y que pernoctaban desde hacía días, junto a otros estudiantes en el edificio, llevaban una semana con el encierro, según el propio rector, José Carrillo.
Los 53 arrestados están acusados de un delito de daños y de usurpación de bienes inmuebles, como establece el artículo 245 del Código Penal. Los arrestados fueron trasladados a la Brigada Provincial de Información, ubicada en el distrito de Moratalaz.
En este sentido, desde la Jefatura explicaron que agentes de la Policía, tras petición expresa del rectorado de la UCM, procedieron al desalojo de este edificio de Vicerrectorado, en concreto el de Estudiantes, de Estudios de Grado y de Estudios de postgrado y de Evaluación de la Calidad.
Este desalojo coincidió con la primera jornada de huelga convocada por el Sindicatos de Estudiantes y otras asambleas en protesta por los recortes y la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), conocida como la Ley 'Wert'.
Según explicó la Complutense, con la 'ocupación' del Vicerrectorado se había "impedido el acceso a sus puestos de trabajo del personal de la UCM, imposibilitando la normal atención a la comunidad universitaria, con el agravante del bloqueo desde el interior de las puertas de acceso con cadenas". Esto provocó la decisión de pedir la intervención de la Policía.