Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La presa que no se dejó cazar

Una leona huye de una cría de ñu que no quería ser cazada en KeniaIber-press

A veces la naturaleza nos sorprende con imágenes chocantes como esta en la que una cría de ñu persigue a un feroz felino. Y es que la cría, después de resultar herida por una leona de tres años de edad que intentaba darle caza a orillas del río Talek, en Kenia, logró ahuyentar al depredador y sobrevivir

Casi como si de un dibujo animado se tratara, resulta difícil creer que una leona, que casi dobla en tamaño al pequeño ñu, pueda huir de la cría herbívora.
Pero esta extraña persecución ocurrió realmente en Kenia, en el territorio de Masai Mara junto a las orillas de un afluente del río Talek, zona por donde una manda de ñus cruzó el agua.
Tres leonas atacaron al grupo, consiguiendo separar a dos crías y herir de gravedad a una, pero según parece, uno de los pequeños ñus decidió que había que cazar al cazador.