Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere una mujer de 84 años por un brote de legionela en Osuna

La Delegación Territorial de Salud y Bienestar Social ha procedido a clausurar de forma preventiva fuentes, un sistema de riego por aspersión y dos torres de refrigeración de Osuna (Sevilla) tras detectarse en el municipio un brote de legionela que hasta el momento ha afectado a tres personas, entre ellas una mujer de 84 años que ha fallecido por la complicación de sus múltiples patologías con esta afección bacteriana.

Según ha informado la Delegación Provincial en un comunicado, a estos tres casos confirmados se suma una sospecha de caso que está pendiente de confirmación analítica. Así, el primero de los casos registrado se detectó el pasado 1 de octubre en un hombre de 72 años, que ya ha sido dado de alta tras haber estado ingresado en el Hospital de la Merced.
Posteriormente, el 6 de octubre fue hospitalizada la mujer de 84 años que finalmente falleció por una complicación de sus múltiples patologías con esta afección bacteriana. El tercer caso es el de una mujer de 86 años que ingresó el día 12 de octubre en el hospital y "evoluciona favorablemente", mientras que está pendiente de confirmar un cuarto caso, de una mujer de 79 años.
Desde Salud han indicado que el primer caso se notificó a través de la Red de Alerta Sanitaria, con lo que se inició inmediatamente el procedimiento encaminado a la detección del origen de la bacteria, para lo que se realizó la pertinente investigación epidemiológica.
Asimismo, los expertos de la Delegación se han desplazado a Osuna para continuar con la investigación iniciada, trabajando de forma conjunta con el área de epidemiología y de protección de la salud del Área de Gestión Sanitaria de Osuna y el Ayuntamiento de la localidad, en la investigación de la posible procedencia.
Por el momento, mientras se confirma el origen de la infección, se ha procedido a la clausura y cierre de todo los posibles puntos de riesgo de manera preventiva. No obstante, desde la Delegación Provincial han asegurado que "no existe ningún riesgo en el agua de consumo, por lo que no es necesario consumir agua embotellada dado que la legionela se contagia por inhalación, a través de las vías respiratorias, y cuando el agua se expulsa por mecanismos productores de aerosoles tales como duchas, baños con movimiento de agua, sistemas de riego o torres de refrigeración".
Junto a esto, dado que el período de incubación de la infección es de hasta diez días y con la prevención de que pueda darse aún algún caso, se ha alertado a los centros de salud y al hospital de Osuna para que se identifiquen de manera precoz los pacientes que puedan acudir a las consultas con síntomas compatibles con los de la enfermedad, pero hasta el momento no se han notificado más que los descritos.
La legionelosis es un tipo de neumonía causada por bacterias que, si bien se considera un problema de Salud Pública cuando aparecen casos coincidentes en tiempo y espacio que responden a problemas en los sistemas de refrigeración, también se registra a lo largo del año de manera aislada.