Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La valiosa lección de una madre de un niño con necesidades especiales

La valiosa lección de una madre de un niño con necesidades especialesFACEBOOK

Stacey Jackson es madre de seis niños, de los cuales, cuatro son adoptados y tienen necesidades especiales. Pero, a pesar de haber vivido la discriminación de sus hijos por ser distintos, la realidad nunca le había afectado de la misma manera que cuando vio como un grupo de niños trataba a su hijo Joel.

A través de Facebook, Stacey compartió la triste historia del día que fueron a misa a una iglesia distinta a la habitual. Para que los niños estén entretenidos, la Iglesia había habilitado una sala donde los niños podían jugar mientras que sus padres asistían a la misa. Así que Stacey, acompañó a tres de sus hijos más pequeños allí. “En el minuto en el que anduvimos dentro, la habitación se quedó en silencio y los niños miraban y señalaban a mi hijo, Joel. Él nació con una deficiencia craneofacial y le falta una oreja”, narra la madre a través de la red social.
Pero lo que más desgarró el corazón de Stacey fue como su hijo, fue corriendo al fondo de la sala y se tapó la cabeza con los brazos. Así que, bajo la atenta mirada de aquellos niños, Stacey fue donde se encontraba su hijo, se lo llevó de allí y fue con él a la misa. Joel, mientras el cura hablaba, cogió un bolígrafo y escribió en la mano de su madre “Joel ama a mamá”. “Las lágrimas se agolparon en mi garganta. Mi precioso hijo se merece mucho más de que miradas y cuchicheos”.
Con esta desgarradora historia, Stacey lanza una llamada a todos los padres, para que les enseñen desde pequeños a aceptar y no juzgar por las apariencias. “Enseñad a vuestros hijos que son diferentes. Enseñadles fotos de gente que sea diferente. Y después explicadles que no está bien señalar a la gente que es diferente. Enseñadles que mi hijo es igual que ellos por dentro”, concluye Stacey en su reflexión.