Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un ladrón rompe a llorar después de que tres civiles le detengan dentro de un vehículo

"Señor, no vuelvas a hacer nunca eso. ¡En el nombre de Jesús, no tienes que hacer eso! Si me hubieses pedido algo te hubiera ayudado. Todas estas personas te hubieran ayudado". Con estas palabras, una mujer visiblemente nerviosa provocó que el ladrón que se encontraba en el interior de su vehículo tratando de robarle sus pertenencias rompiese a llorar. En ese instante, estaba siendo sujetado por tres civiles que le retenían con el objetivo de dar tiempo a la policía local de acudir a la gasolinera de Nashville, en Tennessee, EEUU, donde sucedieron los hechos. "Nunca más lo volveré a hacer", replicaba entre sollozos el ladrón. Sin embargo, sin confiar en su palabra, no fue hasta que llegó la policía cuando lo soltaron para que fuera detenido por los agentes, que ya le tenían previamente identificado por otros robos.