Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kung Fu vaginal: la técnica milenaria que garantiza el orgasmo

Kung Fu vaginal: la técnica milenaria que garantiza el orgasmoGtres

La técnica es utilizada por la realeza china desde hace siglos y consiste en ejercitar los músculos de la vagina conteniendo unas pequeñas bolas que, en conjunto, pueden llegan a pesar hasta cinco kilos.

Al igual que trabajamos para tonificar los músculos de nuestro cuerpo, la vagina, un musculo olvidado, según explicó Walter Ghedin, médico psiquiatra y sexólogo, a Infobae, también puede ejercitarse. De esta manera el sexo puede llegar a tener muchos más beneficios tanto para el hombre como para la mujer.
El principal recurso sobre el que se sostiene ésta técnica es la de introducir peso en la vagina, mediante unas pequeñas esferas que se introducen en la vulva. Una vez que éstas están dentro de la vagina consiste en contraer el suelo pélvico para aguantar el peso de las bolas, que en muchas ocasiones puede llegar a los cinco kilos de peso. El ejercicio específico consiste en "contraer el canal vaginal para contener la esfera, mientras abrimos ligeramente las piernas y nos balanceamos ligeramente. Llegan a 'guardar' hasta 5 kilos", explicó la especialista.
Esta antigua práctica sexual taoísta es conocida desde hace siglos en Oriente, y ahora ha llegado a Occidente con el nombre de Kung Fu vaginal, y es la solución definitiva para alcanzar o potenciar el placer del orgasmo tanto masculino, como femenino.
"Es una técnica desarrollada por la terapeuta Kim Anami quien afirma que la vagina ha estado durante siglos vedada al reconocimiento como órgano de empoderamiento femenino y se han devaluado su fortaleza muscular, su capacidad contráctil y la repercusión que tiene sobre la estima de las mujeres", aclaró Ghedin al medio sudamericano.
Verónica Laura Barrera, sexóloga clínica y kinesióloga del suelo pélvico explicó a Infobae  que la cultura oriental guarda un gran culto a esta zona femenina dándole una importancia superior ya que es considerada una fuente vital de energía.
Los beneficios de ésta técnica lo disfrutan ambos sexos, pero según Barrera el autoconomiento de las mujeres es otro de los grandes beneficios del Kung Fu vaginal.