Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La kitesurfista y el tiburón, una historia que se puede contar gracias a un dron

tiburón y chicaFacebook

Una joven kitesurfista estaba domando las olas en una playa de Australia cuando, de repente, apareció un tiburón blanco. Al principio no se percató del animal, pues pensó que era la sombra de la cometa que ella misma estaba usando. Sin embargo, gracias al uso de un dron desde las alturas, la amiga que grababa los saltos en las olas pudo ver claramente que la sombra era un enorme tiburón blanco, "más grande que mi propia tabla", explica Isabelle Fabre tras salir del agua.

Una historia escalofriante llega desde el mar de Australia Occidental, una zona idónea para hacer kitesurf y disfrutar de las olas del mar. Ésa era la idea de Isabelle Fabre, una francesa con un blog de viajes, quien estaba surfeando con su amiga Cyril mientras lo grababan todo con un dron desde las alturas, consiguiendo así una panorámica espectácular. 
Sin embargo, algo se cruzó en su camino: un tiburón blanco. Al principio la francesa notó cierta masa negra flotando alrededor de ella, pero no llegó a alarmar a la joven quien, lejos de asustarse, continuó dando saltos sobre las olas. Luego, empezó a ver es figura oscura cada vez más cerca, por lo que, según cuenta Mirror, supuso que era la sombra de su cometa. Hasta que el animal se acercó a escasos centímetros y ya asustó por completo a la deportista.
"De todos modos, estoy en el agua, Cyril me estaba viendo a través del drone cuando, de repente, veo esa enorme masa negra a mi lado", explica Isabelle Fabre. "Al principio, pensé que sólo era la cometa. Después de eso, creía que podría ser uno de esos delfines que tienen el hábito de salir a jugar justo delante de ti", explicaba en su perfil de Facebook.
El momento del pánico llegó cuando "esa sombra me empieza a rodear y llega un momento que es más grande que mi tabla", momentos de desconcierto hasta que la chica afirma: "Cuando pasa debajo de mí, me doy cuenta de que es un gran tiburón blanco". Finalmente, la amiga que veía todo desde el dron avisó mediante gritos de la presencia del animal, confirmando lo que la kitesurfista había visto. Todo salió bién y pudo escapar, sin que el temido tiburón blanco le atacase.
tiburón y chica