Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Porto estaba cerca de la casa de Teo a la hora de la muerte de su hija

Asunta Basterra falleció, según la investigación, entre las siete y las ocho de la tarde.  A las 19,29 Rosario Porto estaba en las proximidades de la casa familiar de Teo, donde supuestamente había ido con su hija. Según han declarado hoy en el juicio, los agentes de la Guardia Civil, el móvil de Porto ya no registró más actividad hasta las 21.52 horas, cuando recibe un SMS en la zona centro de Santiago. Sin embargo, el teléfono fijo del domicilio de Rosario Porto en Doutor Teixeiro realizó una llamada a su móvil a las 17.43 horas de ese día, media hora después de que Asunta Basterra abandonase la casa de su padre pero la llamada no fue contestada. Las conexiones y llamadas de Alfonso Basterra desde su móvil se limitan a antes del mediodía y última hora de la tarde de aquel día y lo sitúan, como él mismo declaró, en las inmediaciones de su domicilio. Alfonso hizo un total de 10 llamadas tanto al fijo del domicilio materno como a los móviles de Porto y Asunta, sin obtener respuesta. El teléfono móvil de Asunta realizó su última conexión de datos a las 17.38 horas en las inmediaciones de los domicilios de sus padres, explica el informe, que no refleja una conexión para enviar un mensaje 'Whatsapp' a un grupo de amigas a las 17.25 horas. "Porque pudo estar conectado a una red wifi", han explicado los técnicos.