Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juicio por el asesinato de la americana Denise Pikka en el Camino de Santiago

Hoy arranca en León el juicio de la mujer estadounidense asesinada violentamente cuando hacía el Camino de Santiago en 2015. Denise Pikka, de 41 años, había venido a España para hacer el Camino de Santiago. Viajaba sola desde Estados Unidos y según había dicho a su familia necesitaba un tiempo tranquilo para reflexionar. La mañana del 5 de abril de 2015 siguió una flecha que su presunto asesino había colocado junto al camino para desorientar a los peregrinos y conducirlos hacia su casa. Allí la abordó, y tras golpearla en la cabeza le cortó la yugular y ambas manos. Después de robarle unos 1100 dólares, enterró su cadáver cerca de la localidad leonesa de Castrillo de los Polvazares. Miguel Ángel Muñoz Blas es el asesino confeso. Días después de su detención y de ayudar a la policía a localizar el cuerpo, cambió su versión y negó la autoría del brutal asesinato. Muñoz Blas se enfrenta a una pena de 20 años de prisión por un delito de asesinato con el agravante de alevosía y cinco años más por el robo con violencia.