Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La pista de las jóvenes desaparecidas en Cuenca se pierde cuando ellas quedan

Luis Javier Chamón, el portavoz de la familia de Laura Del Hoyo Chamón, una de las dos jóvenes desaparecidas en Cuenca, ha explicado a los medios de comunicación que, según la información recabada, la pista de las dos jóvenes se pierde cuando ellas quedan. No obstante, ha lamentado la escasa información que tranquilice a los familiares, a pesar de que agradecen la labor policial y entienden que hay un proceso de investigación abierto.

Según él, la policía aún no ha podido determinar si Laura y su amiga Marina Okarynska llegaron a entrar al domicilio del tercer desaparecido, Sergio Morante Garces, exnovio de Marina. "Perdimos la pista cuando las chicas quedan, ya no sabemos nada más", ha dicho.
En declaraciones a los medios de comunicación, Chamón ha admitido que "todavía no se ha tenido conocimiento de alguna pista relevante para saber lo que ocurre" y tampoco se lo comunican a la familia, de forma que, desde la desaparición, no tienen una información concluyente que les ayude.
En cuanto a las hipótesis de dicha desaparición, ha insistido en que la familia piensa que ha sido "una desaparición en contra de su voluntad". "Nosotros pensamos que es de lógica", ha agregado, "cuando encuentras un vehículo en el cual encuentran el móvil, dinero, las llaves, la documentación y hasta la medicación que necesita", ya que Laura "sufre una especie de taquicardia y necesita esa medicación a diario".
A ello hay que añadir el que la chica también tiene un perro, "que le hizo mucha compañía cuando estuvo en Valencia y al que solía estar muy unida, con un gran cariño", subrayando que no solía dejar tanto tiempo a su mascota sabiendo que la tendría que sacar o dar de comer. Fueron estos indicios los que llevaron a la familia a ponerse en contacto con la policía.
El portavoz de la familia de Laura también ha confirmado que la última persona con la que habló la joven antes de desaparecer fue con Marina y que su última conversación apuntaba a que Laura recogería a su amiga y de ahí irían a la vivienda de Sergio y que a lo mejor irían a tomar algo las dos. Su coche apareció aparcado horas después en la calle Fausto Culebras de Cuenca, "más o menos cerca de la casa de Sergio, que está un poco más abajo".
Sobre el chico desaparecido, Chamón ha afirmado que, personalmente no le conoce y no tiene conocimiento sobre esta persona. Tampoco sobre sus supuestos antecedentes penales, ya que, ha incidido, lo que intenta la familia es buscar a las jóvenes por todos los medios. "No tenemos ni tiempo ni ocasión de poder ver ni las noticias ni nada", aseverando que consultan los medios sociales por contestar a las personas que les están dando cariño.
Sobre la implicación por parte de la familia de Sergio en la búsqueda de los tres desaparecidos, el portavoz ha aseverado que él organiza a su familia y que sobre la de Sergio no tiene "ni idea". "Tampoco me he puesto en contacto con ella ni hemos coincidido en ninguna de esas búsquedas, porque las de mi familia las organizo yo", ha afirmado.
No obstante, ha explicado que alguna vez se juntan también con la familia de Marina, porque son los primeros que denunciaron y entre ellos se conocen y por eso tienden a juntarse y tienen bastante comunicación, ya que ambas chicas "eran muy amigas" y se conocían "al menos desde hace siete u ocho años".
En relación a los rumores que circulan, ha recordado que hay que "tener cuidado" porque los primeros perjudicados son la familia, ya que tienen la esperanza y están deseando tener noticias. Los rumores "lo único que hacen también es perjudicarnos a nosotros mismos".
Además, "al no tener pistas ni indicios", los familiares y amigos implicados en la búsqueda "damos muchos palos de ciego, porque no sabemos realmente lo que buscamos".
El dispositivo de búsqueda, en el que también participan amigos y conocidos de las desaparecidas, ha rastreado "muchas zonas, porque no sabemos, no tenemos un plan para poder realizar algo y estamos pendientes, sobre todo, de lo que vaya diciendo la policía", ya que no existe "una hipótesis concreta". "La policía no nos dice tampoco las posibilidades y menos con un secreto de sumario", ha manifestado.
A este respecto ha querido agradecer la colaboración ciudadana, así como las muestras de cariño de familiares y amigos y de todas las personas en general, pues "son momentos muy duros", porque "han pasado ya muchos días y hay nervios, cansancio, estrés y es muy duro para nosotros, estamos todos nerviosos".
Periódicamente acuden al Juzgado para informarse y no les consta que hayan llamado a nadie como testigo o que haya habido detención ni registro del domicilio de Sergio. "Va todo a cuentagotas porque no hay ninguna información clara ni conocimiento de lo que realmente se está ejecutando", ha dicho.