Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una joven come por primera vez en dos años después de una extraña enfermedad

Una joven come por primera vez en dos años después de una extraña enfermedadFacebook

Desde hace dos años, Hannah Leffler está sufriendo una extraña enfermedad en el estómago, gastroparesia, por la que no puede comer normal. Cada vez que ingiere alimento, la joven sufre fuertes dolores en el estómago y tiene que vomitar. Tras años de pelea, y conectada a una máquina de alimentación, los médicos le realizaran una operación pinera para solucionar su enfermedad.

Hannah Leffler, una joven de 26 años de Cheshire (Reino Unido), conseguirá comer por primera vez en dos años tras sufrir una extraña condición que le hace vomitar hasta 30 veces en un día.
Después de dos años sufriendo dolores constantes, la joven inglesa va a comenzar un tratamiento pionero para solucionar su extraña condición en el estómago y será alimentada a través de un tubo.
Hannah fue diagnostica en el año 2015 de gastroparesia, una enfermedad en la que se produce una reducción de la capacidad del estómago. Aunque se desconoce la causa exacta de esta enfermedad, entre los síntomas más habituales son la pérdida de peso, náuseas y vómitos y dolor abdominal.
“Era adicta al café, y ahora no soy capaz de tomar una taza sin tener que correr al baño a vomitar”, cuenta a Mirror. La calidad de la vida de la joven ha cambiado radicalmente y ha dejado atrás su vida normal en la que “solía nadar y correr”. Ahora se pasa 20 horas al día conectada a una bomba de alimentación.
“Estoy tan débil, que incluso subir o bajar las escaleras me lleva más minutos porque me siento como si fueran a ceder”, narra al citado medio, donde además cuenta que echa de menos ir al trabajo e ir a cenar con su prometido.