Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un joven muere sin que se cumplan sus últimas voluntades por 'culpa' de su iPad

Un joven muere sin que se cumplan sus últimas voluntades por culpa de Appletelecinco.es

El joven de Reino Unido Liam Wright, de 18 años, murió el pasado diciembre de cáncer. Poco antes, dejó sus últimas voluntades escritas en su iPad. Sin embargo, en la fase terminal de su enfermedad no pudo comunicarle a su familia la clave del dispositivo. Cuando se lo pidieron a la compañía Apple, esta no se lo ha puesto nada fácil. Ahora, la familia vive un calvario para recuperar la información. 

La historia ha sido recogida por la publicación Mirror. Liam Wright, un joven de 18 años de Brotton, en North Yorkshire, en Reino Unido, sufría cáncer de huesos. Había logrado recaudar cerca de 300.000 euros para el tratamiento de su enfermedad. Sin embargo, no pudo curarse y Wright murió. En su iPad dejó escritas sus últimas voluntades, así como numerosas fotografías y recuerdos familiares. 
Cuando su familia quiso acceder a la información, poco antes de la muerte del joven, se encontró con que el dispositivo estaba bloqueado. Así que pidieron ayuda a la compañía fabricante, Apple, la cual, se ha negado a colaborar. 
Así que la familia de Wright ha tenido que despedir al joven con la tristeza de no saber cuáles eran sus últimas voluntades. Y ahora, su madre vive un auténtico calvario para recuperar la valiosa información dejada por su hijo. 
Una de sus hermanas ha relatado que sabían que Liam había dejado escrito lo que quería para su funeral. Sin embargo, cuando recurrieron a Apple para que les ayudara, la compañía les pidió un certificado de defunción y una carta del abogado que costaba 140 euros. El envío de documentos continúa en trámite. La mujer ha explicado que Apple les ha dicho sobre los últimos documentos que no tienen información relevante y ahora "quiere una orden judicial que cuesta 415 euros". 
Sin embargo, el abogado les ha dicho que, al tratarse de un asunto así, no cree que el juzgado acceda a emitir un documento de dicha naturaleza para un tema de ese tipo.