Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Va al dentista por una posible infección y acaban extirpándole un ojo

Va al dentista por una posible infección y acaban extirpándole un ojoGoFundMe

Una joven que fue al dentista pensando que tenía un absceso terminó por perder un ojo. Tuvo que reconstruir su rostro después de que le descubrieran un extraño cáncer muy agresivo.

Lo que comenzó como un bulto en el techo de su boca resultó ser un carcinoma adenoide quístico, que afecta a las glándulas de la cabeza y el cuello, informa Mirror.
Ceri Jones, de 22 años, pasó unas 36 horas en la mesa de operaciones, donde le retiraron su ojo izquierdo junto al tumor.  Su mandíbula superior izquierda y los huesos faciales superiores izquierdos también fueron reemplazados con metal de titanio y su rostro fue reconstruido.
Como resultado, Jones también perdió los dientes en el lado izquierdo. Ahora ha volado a Jacksonville, Florida, para someterse a una forma especializada de radioterapia, que se espera matará a las restantes células cancerosas residuales y evitará que la enfermedad vuelva.
Hablando en el Daily Post de los Estados Unidos, donde pasará los próximos meses, dijo: "Todo comenzó en octubre, cuando se desarrolló un bulto en mi boca y comencé a tener muchos dolores de cabeza".
"Fui al dentista porque pensé que el bulto era un absceso". "Me hicieron radiografías y dijeron que no había nada allí, así que me enviaron al hospital real de Sunderland donde me hicieron una biopsia", asegura Jones.
Cuenta que era noviembre cuando le diagnosticaron el cáncer en el Hospital de Liverpool para mujeres. "Nunca había oído hablar de nada parecido, estaba tan sorprendida".
La señorita Jones añadió: "Tuve una operación de 36 horas de duración en abril para extirparme mi ojo izquierdo y reemplazar con titanio mi mandíbula superior y la estructura facial del lado izquierdo".
Añade que "estuve bajo sedación durante dos semanas mientras lo hacían y me injertaron piel y músculo de mi muslo derecho en el paladar izquierdo y lateral en mi boca, y tuvieron que conectar arterias mayores a vasos sanguíneos en mi cuello para que el paladar se mantuviera bien."
Dos meses después, el Hospital ha financiado los vuelos y el alojamiento de Jones para que pueda someterse a radioterapia de protones en los Estados Unidos, ya que la estándar puede romper su estructura ósea y causar problemas importantes en su cara y boca en el futuro.
Pero mientras tanto, todavía tiene que sobrevivir y cubrir las facturas, comida y gastos de viaje para los próximos meses y por ello ha creadi una página GoFundMe para recibir financiación de buenos samaritanos.
La madre de Jones, Sarah Evans, dijo: "Revivo esta pesadilla todos los días desde el día que llevamos Ceri a Liverpool hasta el día en que llegó a casa". "Ha sido un tiempo terrible para Ceri, pero esperemos que haya luz al final del túnel ahora" y asegura estar muy orgullosa de "la valentía y la fuerza que Ceri ha demostrado, ella es una inspiración".