Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

A los 17 años pesaba 38 kilos, ahora es un ejemplo de superación de la anorexia

A los 17 años pesaba 38 kilos, ahora es un ejemplo de superación de la anorexiatelecinco.es

La historia de la británica Helen Rooney, se ha convertido en un ejemplo de ayuda para otras personas que atraviesan su situación. Esta joven, que llegó a sobrevivir comiendo una manzana al día y a pesar 38, ha conseguido que su lucha para superar la anorexia se transforme en una llamada a la sensibilización sobre dicha enfermedad.

Su caso ha sido recogido por la prensa local. El diario Liverpool Echo narra la historia de la adolescente Helen Rooney, que a los 17 años tocó fondo debido a la anorexia que padecía. 
La joven, que subsistía comienzo una manzana al día, perdió peso hasta quedarse en apenas 38 Kilos. El deterioro físico fue notable. Incluso las extremidades se le pusieron moradas. 
Sin embargo, esta joven decidió aceptar la ayuda necesaria para poder superar la enfermedad y ahora, tres años después, ha decidido contar su caso junto a su familia para intentar ayudar a otras personas. 
Precisamente fueron los padres quienes primero notaron el cambio. Tras ser diagnosticada en 2014 con un desorden alimenticio, "Helen comenzó a perder peso dramáticamente e incluso empezó a hablar de suicido y rechazó totalmente la comida", relata su madre. 
Los progenitores también observaron un cambio drástico en su carácter. Cayó en depresión y se convirtió en una persona muy agresiva. En su relato, esta familia narra todos los detalles del problema y los esfuerzos por tratar de superar la anorexia
Por ello, consideran toda una suerte haber dado con las personas y el centro médico adecuados que pudieron ayudar a Helen a salir de la enfermedad. 
Desde entonces, esta familia no ha dejado de moverse para tratar de ayudar a otras personas que estén atravesando esta situación.