Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Buscan al asesino de una universitaria en Las Palmas de Gran Canaria

Un crimen con demasiadas preguntas. La Policía cree que lo que movió al asesino a matar a Saray fue un motivo pasional. Pero no descarta nada. No hay testigos, sólo vecinos que oyeron gritos. Su compañera de piso encontraba el cuerpo de la joven. Tenía por lo menos cuatro golpes en la cabeza hechos con un objeto. También señales de haberse defendido. No había signos de robo, y la puerta de la entrada no estaba forzada, con lo que parece que Saray conocía a su agresor, o agresora, porque no descartan que fuera una mujer. En la universidad donde estudiaba Relaciones Laborales todo el mundo busca una explicación a la muerte de Saray. La respuesta podría estar en el móvil de la joven. La Policía analiza ahora mensajes, llamadas, cualquier pista que pueda llevar a saber quien entró en su casa la tarde del pasado martes.