Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las inundaciones dan una tregua a Navarra

Inundaciones en PamplonaGTres

Las lluvias dejan paso al sol en Navarra y el lunes se presenta de relativa tranquilidad tras las históricas inundaciones de este domingo. La atención se centra ahora en las localidades de Funes y Caparroso, en alerta por la crecida del río Arga. Pamplona recupera la normalidad aunque permanecen cortados al tráfico el camino viejo de Burlada por acumulación de troncos en la serrería, la NA-30 en Landaben bajo el puente de la vía y la carretera vieja del puente de Miluce debido a dos balsas de agua.

Según informa el diario Noticias de Navarra, la punta de la riada ha alcanzado esta madrugada la localidad de Funes sin causar graves daños en el núcleo urbano. Campos de cultivos y cortes intermitentes en algunas carreteras han sido las incidencias más destacables.
En Pamplona el caudal del agua se encuentra en 106 metros cúbicos por segundo, cuando ayer superó los 620 m3. La altura del río ha descendido considerablemente y se sitúa en los 2,5 metros.
Con el fin de organizar la recogida de información sobre las inundaciones, Policía Municipal de Pamplona ha habilitado una oficina de atención a los perjudicados ubicada en sus dependencias en la calle Monasterio de Irache 2. Los teléfonos de contacto son el 948 420 638 y el 948 420 639.
El objetivo de la oficina es aportar cualquier información relativa a los daños causados por la inundación, así como las gestiones a realizar para reclamar los daños. Estará integrada por miembros de Grupo de Atestados de Policía Municipal que asesorarán y ayudarán a los perjudicados, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.
La situación meteorológica se calma en Navarra y se espera que, a lo largo del lunes, las lluvias dejen paso al sol y a un ascenso de las temperaturas, por lo que las autoridades retirarán las alertas por inundaciones.
En la jornada del domingo, las localidades de Pamblona, Burlada, Villaba y Huarte han sufrido inundaciones históricas con inundaciones "muy superiores" las del pasado mes de enero, como consecuencia de las intensas lluvias registradas desde este sábado y que han desbordado el río Arga en estas localidades.
El Diario de Navarra informa de que no se esperan inundaciones en las localidades vecinas del río Ebro, como Castejón o Tudela. El desembalse de pantanos como el de Eugi, Yesa e Itoiz mantendrá altos los caudales de los ríos Arga, Aragón e Irati.