Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué pasa con el atún con histamina de Almería?

¿Qué pasa con el atún con histamina de Almería?EFE

Ya son más de 40 las personas afectadas en España, 25 de ellas en Andalucía por una intoxicación alimentaria por histamina tras el consumo de atún comprado en estado fresco. Los casos se han registrado en ocho comunidades autónomas aunque la empresa responsable, la almeriense Garciden también lo habría exportado a varios países de la UE. Sanidad está procediendo a retirar los lotes afectados mientras que asociaciones de consumidores reclaman sanciones ejemplares.

Las autoridades sanitarias andaluzas y nacionales han activado desde el pasado domingo los protocolos necesarios a través de la red de alerta alimentaria para retirar del mercado los lotes de atún fresco contaminado con histamina que por el momento han causado intoxicaciones a al menos 40 personas en varias comunidades autónomas, especialmente en Andalucía.
En este sentido, la Aecosan ha comunicado la aparición de varios casos producidos por consumo de atún comprado en estado fresco en diferentes establecimientos incluyendo pescaderías, y consumido tanto en domicilios particulares como en un restaurante.
Los efectos de la histamina
La histamina es una sustancia que crea el cuerpo de forma natural y está presente en las reacciones inflamatorias. En los pescados que no se conservan adecuadamente puede generarse en altas cantidades, provocando al consumidor una intoxicación alimentaria (histaminosis) que cursa con cuadros leves caracterizados por picor de garganta, rubor y sudor facial, nausea y vómitos, cefaleas y eritema cutáneo. Su evolución suele ser favorable, tras tratamiento médico con antihistamínicos y corticoides.
Para evitar su presencia, el pescado ha de conservarse de forma adecuada, ya que su mantenimiento a una temperatura excesiva durante demasiado tiempo provoca la formación de esta sustancia en su musculatura. Al ser termorresistente, no se elimina con la cocción ni el congelado.
Según los datos proporcionados por Aecosan, todo el atún ha sido comercializado por la empresa almeriense Garciden con domicilio en Vera (Almería). En concreto, se trata del lote envasado al vacío número 170419003251.
El lote implicado se compone de 13.949 kilos y procede a su vez de una partida de atún congelado, posteriormente descongelado, que es comercializado como piezas completas (lomos, cola) de atún fresco envasado al vacío.
Esta partida fue vendida por la empresa entre los días 25 de abril y 5 de mayo con una fecha de caducidad de 10 días a partir de la fecha de venta, por lo que en la actualidad puede seguir siendo comercializándose. La Comunidad andaluza ha dado orden de retirada y será la administración que proceda a su control.
Los consumidores piden sanciones
Desde Facua-Consumidores en Acción se ha reclamado a la Junta de Andalucía que imponga una sanción ejemplarizante a la empresa almeriense Garciden, tras detectarse una importante partida de atún comercializado fresco con unos altísimos niveles de histamina que están provocando numerosas intoxicaciones en toda España.
Según indica Facua en un comunicado, las autoridades "han registrado ya cuarenta casos", pero advierte de que las cifras "son muy superiores" ya que buena parte de los afectados puede no estar acudiendo a centros sanitarios, como, precisa, "ha ocurrido con varios intoxicados que han contactado con la asociación en las últimas horas".
Así, Facua recomienda a los consumidores que hayan adquirido atún fresco en las últimas semanas que se pongan en contacto con los establecimientos donde lo adquirieron para preguntar si corresponde la empresa Garciden, en cuyo caso no deberían consumirlo. En cuanto a los usuarios que acudan a bares y restaurantes, la asociación les aconseja que si van a comer atún pregunten a sus responsables para descartar que procede de la empresa responsable de las intoxicaciones.
Asimismo, Facua pide la "máxima transparencia" a las autoridades sanitarias andaluzas, a las que demanda asimismo que informen del número y tipo de inspecciones que ha realizado en los últimos años sobre la empresa responsable de las intoxicaciones. La asociación lamenta que la Consejería de Salud "no se ha dirigido a Facua para informarle sobre el caso".