Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un interno del Psiquiátrico-Penitenciario destroza su celda tras intentar agredir a una trabajadora

Un interno del Hospital Psiquiátrico-Penitenciario de Sevilla ha arrancado uno de los barrotes de la ventana y ha destrozado su celda, todo ello tras intentar agredir a una trabajadora del centro, según han informado a Europa Press fuentes de la Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip).
Las fuentes han indicado que este "nuevo" y "grave" incidente regimental tuvo lugar en la tarde de este miércoles, durante el periodo de descanso tras el almuerzo, y ha estado protagonizado por un interno "muy peligroso", con numerosas agresiones y aislado del resto de la población reclusa por estar en Situación de Seguimiento Especial, ya que este mismo año ya había tenido dos "graves" incidentes con un funcionario que resultó lesionado.
Según las fuentes consultadas, después de arrancar uno de los barrotes de la ventana, este interno, de nacionalidad marroquí, "ha comenzado a destrozar la celda", provocando la rotura total del mallazo que cubre la ventana y rompiendo el lavabo de cerámica "con el propósito de obtener objetos cortantes".
Transcurrida una hora, los distintos profesionales del Psiquiátrico-Penitenciario pudieron convencer al interno para que depusiera su actitud "de extrema violencia", de forma que los funcionarios pudieron acceder a la celda para trasladar al mismo a otra e impedir el riesgo de fuga debido al hueco practicado en la ventana.
El sindicato Acaip ha criticado en declaraciones a Europa Press las condiciones laborales que sufre el colectivo de trabajadores del Psiquiátrico-Penitenciario "por la permanente falta de recursos humanos y de medios materiales", añadiendo que "lleva reiterando la denuncia de importantes carencias en las medidas de seguridad en los dos centros psiquiátricos que existen en España".
CUATRO CELDAS "TOTALMENTE INUTILIZADAS"
Así, el sindicado asevera que, sólo este año, cuatro celdas del Psiquiátrico-Penitenciario de Sevilla "han quedado totalmente inutilizadas" después de diversos incidentes regimentales ocasionados por los internos residentes en el mismo, "lo que evidencia la alarmante falta de idoneidad de infraestructuras existentes que albergan a internos con patologías psiquiátricas más severas y con mayor perfil de peligrosidad".
Por último, ha reiterado "la inexistente respuesta desde distintos ámbitos, judiciales y administrativos, a las continuas agresiones que viene sufriendo el funcionario penitenciario", señalando que, desde el año 2005 al 2016, según estadísticas del propio Ministerio del Interior, se han registrado en las cárceles españolas 2.118 agresiones a trabajadores penitenciarios, siendo catalogadas como graves o muy graves 181.
Todo lo anterior "viene a redundar en convertir a los trabajadores penitenciarios en blancos fáciles de un número cada vez mayor de internos con graves patologías y de especial peligrosidad, trasladándose a la opinión pública desde la propia Secretaría General de Instituciones Penitenciarias la idea de que son pequeñas adversidades rutinarias en la actividad profesional desarrollada en los centros", concluye Acaip.