Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El escalofriante relato de una chica que luchó para evitar ser violada

La Navidad es una época de emociones y sentimientos que siempre se quedan en el recuerdo. Aunque para la argentina Belén Mirallas, estas navidades quedarán grabadas para siempre en su mente. Durante la noche de Navidad mientras caminaba por la arena de la Playa del Carmen, en México, un hombre intentó violarla.

La joven, que contenía gran experiencia en artes marciales le permitió desprenderse del agresor y finalmente avisar a las autoridades, después de sufrir minutos de extrema desesperación, tal como lo relata en un video que ha dado a conocer este martes en su cuenta de Facebook.
“Nos están matando. Me quisieron violar. Difundan por favor", ha escrito Mirallas en su perfil, en el que se puede ver la grabación donde cuenta lo vivido, acompañada de un amigo, a quien llama ‘Capu’, quien la contiene, en medio de las lágrimas, según ha informado el diario 'El Sol'.
Mirallas ha contado que se encontraba el domingo en la playa alrededor de las 20.30 (hora local) cuando un hombre se le acercó sorpresivamente. Sin embargo, ella no sintió miedo porque consideró que su aspecto no se salía de lo común. Por lo tanto, la joven siguió caminando mientras el sujeto le hablaba y le contaba detalles de su vida. Finalmente, Mirallas optó por alejarse y minutos después el hombre se la abalanzó por la espalda.
"El tipo me tira al piso, me agarra del cuello y me tapa la boca, para callarme. Logré liberarme con la mano derecha, y le apreté la tráquea, y al hacerle suficiente daño me pega un puñetazo, aunque lo tenía agarrado, pero se aleja y empieza a correr", ha indicado Mirallas.
La joven no entiende cuál fue el motivo que hizo al hombre salir corriendo; quizás su conocimiento en artes marciales. "Toda la vida practiqué artes marciales, pero nunca pensé que iba a servirme para esto. Pero ese no es el punto, ninguna mujer debería saber defenderse porque nadie debería atacarnos", ha añadido la joven.
Al dar su testimonio, Mirallas ha pedido por el fin de la violencia contra las mujeres y ha señalado el daño que le han provocado, porque ha pasado de ser una mujer que viajaba por México sin temores a vivir con el miedo y sin querer salir de su casa.