Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se intensifican las negociaciones para abrir en España corredores humanitarios para refugiados

Las negociaciones entre la Comunidad de Sant'Egidio y el Gobierno para poner en marcha en España los corredores humanitarios que han permitido la llegada a Italia de unos 800 refugiados, se han intensificado durante el último mes y sus impulsores esperan que puedan arrancar pronto a falta de la aprobación del Gobierno.
"Es un momento de mucha interlocución", ha asegurado a Europa Press la responsable de la Comunidad de Sant'Egidio en Madrid, Tíscar Espigares, al tiempo que ha precisado que los contactos se intensificaron sobre todo desde el viaje del cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, a Roma. Si bien, Espigares precisa que "no termina de arrancar" porque el Gobierno tiene que dar "su visto bueno" y emitir los visados humanitarios.
Para ello, los responsables de la Comunidad de San'Egidio están manteniendo reuniones con representantes de los diferentes ministerios implicados --Interior, Asuntos Exteriores y Empleo-- y con otros interlocutores del Gobierno de alto nivel.
Espigares asegura que se trata de un proyecto "autofinanciado", que "no repercute en los cupos" asumidos por cada país de la Unión Europea y que además "garantiza la integración total" de los refugiados ya que el proceso de acompañamiento no termina mientras las familias acogidas sigan necesitando apoyo. Así, se les facilitarían las clases de español, la escolarización de los niños, el transporte o la convalidación de estudios.
"No proponemos un experimento sino algo que ya está funcionando; tengo 800 razones de que funciona: los 800 refugiados que han llegado a Italia", enfatiza Espigares.
PREPARADOS PARA RECIBIR A MÁS DE 500
En el caso de Italia, el gobierno se ha comprometido a emitir 1.500 visados humanitarios y, en el primer año y medio desde que se firmó el acuerdo, ya han llegado un total de 800. Además, el pasado mes de marzo, se firmó un acuerdo en Francia para recibir a 500 refugiados a través de estos pasillos.
En España, el número deberá negociarse una vez que el Ejecutivo apruebe el proyecto. En cualquier caso, la responsable de Sant'Egidio en Madrid asegura que se podría pensar en una cifra similar a la de Francia, unos 500, y después aumentarla. Además, precisa que los refugiados llegarían de forma escalonada, en grupos de 20 ó 30 personas.
"Tenemos posibilidad para acoger a 500 personas y más, no habría ningún problema", afirma, para añadir que se podría producir el mismo efecto que en Italia: "A medida que van llegando, la solidaridad que se desencadena es enorme".
FAMILIAS EN "MÁXIMA VULNERABILIDAD"
También tendrán que decidir junto al Gobierno la procedencia de los refugiados siguiendo un criterio fundamental: que sean personas o familias en situación de "máxima vulnerabilidad". Miembros de la Comunidad de Sant'Egidio presentes en campos de refugiados en Oriente Medio (por ejemplo, Líbano) o el norte de África (Etiopía) serían los encargados de identificar a estos refugiados.
"Muchos son sirios porque Siria, por desgracia, está produciendo una cantidad de refugiados enorme, pero no podemos olvidar las guerras africanas", apunta Espigares.
La Comunidad de Sant'Egidio defiende e impulsa estos corredores humanitarios porque evitan que los refugiados se jueguen la vida y caigan "en manos de traficantes sin escrúpulos que les dejan en mitad del mar abierto". Con este proyecto, se les conceden los visados y se les traslada hasta el país de acogida en avión.
Sobre el destino de las familias, Espigares explica que un equipo técnico de la Comunidad de Sant'Egidio se encargaría de realizar el seguimiento de todos los casos. Así, a medida que se fueran obteniendo los visados, se identificaría qué ciudad o qué zona de España sería más adecuada --entorno rural para familias acostumbradas a trabajar el campo, una ciudad donde se encuentra un determinado hospital para facilitar un tratamiento médico, etcétera--.
RESPALDO DE LOS OBISPOS Y CÁRITAS
Además, Espigares asegura que la garantía del proyecto es "absoluta" porque cuentan con el "respaldo unánime y firme" tanto de la Conferencia Episcopal Española (CEE) como de toda la red de Cáritas y de "infinidad" de particulares que han ofrecido sus pisos.
También el cardenal Carlos Osoro está siguiendo "activamente" las negociaciones, según indican a Europa Press fuentes del Arzobispado de Madrid. Osoro comprobó el buen funcionamiento de estos corredores humanitarios cuando viajó a Roma para tomar posesión de la Iglesia de Santa María en Trastévere, encomendada precisamente a la Comunidad de Sant'Egidio, y ha defendido que es "urgente" su puesta en marcha en España.