Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La integración social y laboral de personas con esquizofrenia mejora con los nuevos antipsicóticos de larga duración

Los nuevos antipsicóticos de larga duración para la esquizofrenia han cambiado el abordaje de esta enfermedad, ya que ha permitido modificar la percepción subjetiva del estado de salud de los pacientes y su funcionalidad, lo que repercute en su integración social y laboral.
"Permite a los pacientes y a sus familias hacer proyectos de vida a medio y largo plazo", según el presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, Julio Bobes, que también ha coordinado el V Encuentro VIVE organizado en colaboración con Janssen en A Coruña.
Facilitar al paciente con esquizofrenia un proyecto de vida y la máxima funcionalidad posible en su día es clave para un adecuado control de la enfermedad. De hecho, cuanta mayor es la integración del paciente en su entorno familiar, social y laboral, menor es el riesgo de recaídas que dificultan el control de la enfermedad y empeoran el pronóstico del paciente.
En este marco de normalización del diagnóstico, en el que trabaja desde hace años la Psiquiatría moderna, juegan un papel clave los nuevos tratamientos, que permiten intervalos cada vez más amplios de administración entre una dosis y otra. Esto permite al paciente espaciar sus visitas al servicio de Psiquiatría, lo que resulta de gran ayuda para ellos y para sus familias.
"Está teniendo una influencia muy notoria porque cambia la foto que teníamos en el pasado: en la medida en que conseguimos que el paciente quede estabilizado y que la sintomatología remita sustancialmente, tenemos una persona con condiciones de proyectarse hacia el futuro, lo que les permite hacer proyectos de vida a medio y largo plazo", ha destacado Bobes.
Algo en lo que ha coincidido el psiquiatra José Manuel Olivares, del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, que coincide en la importancia de tratar la esquizofrenia desde un enfoque multidisciplinar. "No sólo se trata de eliminar los síntomas de la enfermedad, sino de establecer un plan de tratamiento para evitar las recurrencias, ayudar al paciente y a su familia a entender lo que está sucediendo y a prevenir las recaídas, y facilitar que el paciente pueda retornar su proyecto vital con las mayores garantías de éxito posibles", según este experto.