Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El "inglés macarrónico" de un instructor de puenting, la causa de muerte de una joven holandesa de 17 años

La Audiencia de Cantabria ha desestimado el recurso del dueño de una empresa organizadora de puenting, en el que falleció una joven holandesa de 17 años en 2015, advirtiendo que hay  indicios de que se trata de un homicidio imprudente. El instructor tendría que haberse asegurado que la saltadora era mayor de edad. También resaltan que su “inglés macarrónico” fue una de las causa para que la joven saltara sin el arnés, puesto que la adolescente pudo haber entendido incorrectamente al instructor. El hombre, que asegura que tiene un nivel básico de inglés, pudo haber confundido “no saltes” con “salta ahora”, lo que provocó la tragedia.