Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 112 insiste en que el aeropuerto de Gran Canaria le confirmó la caída del avión

El director del 112 de Canarias, Luis Santacreu, ha insistido en que fue el aeropuerto de Gran Canaria quien le confirmó que había un avión Boeing 737 flotando en el mar, incluso que podía tener 190 pasajeros a bordo. El responsable de emergencias asegura que consideraron el aeropuerto como fuente fiable y que en un momento así "no hay que cuestionarse nada".

En declaraciones a la Cope recogidas por Europa Press, Santacreu ha detallado que en una de las llamadas el aeropuerto incluso les dijo que un avión que había despegado del aeropuerto confirmó que había una aeronave en el mar.
El supuesto avión resultó ser un remolcador arrastrando una gabarra y así lo comprobaron los servicios de emergencia cuando llegaron al lugar. Santacreu ha defendido que el 112 consideró el aeropuerto como fuente fiable y que en un momento así "no hay que cuestionarse nada", sino poner en marcha el dispositivo de emergencia, partiendo de la información de que "el avión estaba flotando aún y dependía del tiempo el salvar a la gente antes de que se hundiera".
El director del 112 ha explicado que la alarma se puso en marcha por "bastantes llamadas de ciudadanos" que alertaban de la caída de un avión. Conforme al protocolo, el 112 se puso en contacto con el centro de control aéreo del aeropuerto de Gran Canaria.
En una primera llamada, el aeropuerto comunicó que no habían tenido ningún avión con problemas, pero en una segunda llamada comunicaron que había un B737 "flotando en el mar junto a las Terrazas de Jinamar" y les pedían que movilizasen sus recursos.