Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los inmigrantes, desesperados, encaramados a la valla de Melilla

Los gritos de los inmigrantes son de desesperación. Llevan horas encaramados a la valla. Los antidisturbios y guardias civiles intentan que no pasen a territorio español. Los agentes los devuelven a Marruecos de forma automática porque aún no habían puesto un pie en España. Aunque lo han intentado varias veces y en varios grupos, al final de 800 personas, solo una decena lo han conseguido.