Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ocho meses de inhabilitación para el dueño del pub de Lleida que vetó la entrada a jóvenes con Down

El propietario del pub Fissure de Lleida ha aceptado este martes en un juicio rápido una pena de ocho meses de inhabilitación por vetar la entrada al local de un grupo de jóvenes con síndrome de Down.
Fiscalía y defensa han ratificado el acuerdo que alcanzaron el 15 de junio cuando el dueño del pub reconoció los hechos y aceptaba los ocho meses de inhabilitación para la apertura de locales, ha explicado su abogado, Francesc Sapena.
La Fiscalía de Lleida presentó una querella contra el local respondiendo a la denuncia presentada el 10 de abril por la presidenta de Down Lleida, Pilar Sanjuan, por impedir la entrada de 14 jóvenes con síndrome de Down argumentando que se celebraba una fiesta privada en la que sin embargo si pudieron entrar sus monitores.