Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Publica en Facebook imágenes pornográficas de su mujer como venganza por serle infiel

Publica en Facebook imágenes explícitas de su mujer desnuda como venganza por serle infielInformativos Telecinco

David Honeybell, un hombre de 49 años residente en Beechdale, Nottingham, Inglaterra, decidió vengarse de su mujer publicando en Facebook fotos explícitas de ella desnuda después de haber descubierto que estaba engañándole con otro. Además, en otro arrebato de ira y como fruto del despecho, guardó buena parte de su ropa en una maleta para posteriormente prenderle fuego.

Si los celos son a menudo una causa frecuente que hace perder la cabeza a más de uno en una relación de pareja, peor aún es cuando éstos se ven refrendados por tener constancia de una infidelidad.
Eso fue lo que le pasó a David Honeybell, un hombre de 49 años residente en Beechdale, Nottingham, en Inglaterra. Tras 23 años de matrimonio con su mujer, descubrió que le estaba engañando con otro al que le estaba enviando mensajes y vídeos explícitos.
En ese momento, un arrebato de ira y cólera le llevó a acometer la que sería su venganza: publicar en Facebook fotografías tildadas de 'pornográficas' de su mujer desnuda y recoger buena parte de su ropa en una maleta para posteriormente prenderle fuego.
El carácter visceral e instintivo de sus actos unido a su despecho le llevó a afrontar un juicio en virtud de la ley aprobada en la localidad que encuentra culpable a todo aquel que destapa la vida privada y sexual de otro a través de fotografías y videos con el objetivo de causarle daño, angustia o estrés. Según esta ley, Honeybell se enfrentaría a una pena máxima de hasta dos años de prisión.
Sin embargo, finalmente eludió dicha condena después de que él mismo se declarase culpable de un delito menor de ofensa y acoso, así como de haber causado un incendio provocado.
"Estaba muy enfadado y apenado porque después de 23 años de matrimonio mi mujer estaba engañándome con otro", se justificaba en declaraciones recogidas por Independent.
Ahora, como consecuencia de su conducta, está afrontando 12 meses de trabajos de servicio comunitario y enfrenta una orden de alejamiento impuesta por el tribunal de la Corte de Nottingham.
Tras meditar sobre sus actos, Honeybell manifestó haber aceptado ya que el matrimonio se había terminado y asegura que no puede justificar lo que hizo y "no debería haberlo hecho".