Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las infecciones por bacterias resistentes a antibióticos suponen un coste anual de 1.500 millones de euros en la UE

La resistencia bacteriana a algunos antibióticos representa un problema creciente de salud pública que ya causa unos 25.000 fallecimientos al año en la Unión Europea, lo que conlleva un coste adicional de 1.500 millones de euros para los sistemas sanitarios.
Así lo ha asegurado el jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, Rafael Cantón, durante un encuentro organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en colaboración con MSD con el objetivo de analizar el conocimiento actual del desarrollo de estas resistencias.
De continuar esta tendencia, según ha alertado este experto, en el año 2050 se pueden producir 10 millones de muertes al año en el mundo asociadas a las bacterias multirresistentes, frente al medio millón de fallecidos al año registrados en estos momentos.
El problema se ha originado por el "abuso" de estos tratamientos, según ha añadido Emilio Bouza, jefe del Servicio de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid, ante la creencia de la población de que la utilización de estos fármacos "solo tiene beneficios".
Sin embargo, los datos del Eurobarómetro 'Antimicrobial Resistance', muestran como solo el 37 por ciento de los españoles sabe que estos medicamentos no sirven para matar virus.
De hecho, el director de la Unidad de Gestión Clínica de Enfermedades Infecciosas, Microbiología y Medicina Preventiva del Hospital Virgen del Rocío y Virgen Macarena de Sevilla, José Miguel Cisneros, reconoce que el problema en España es aún más grave ya que registra las mayores ventas de antimicrobianos per cápita entre los países desarrollados, con tasas muy elevadas de consumo de carbapenemas en los hospitales y de amoxicilina clavulánico en Atención Primaria.
MORBILIDAD Y MORTALIDAD SIGNIFICATIVAS
Además, la morbilidad y mortalidad de las infecciones causadas por bacterias resistentes a los antibióticos, son muy significativas. Entre ellas, las producidas por 'Pseudomonas aeruginosa' y otras infecciones por bacilos gramnegativos, que no sólo afectan a pacientes hospitalizados sometidos a cirugía y otros procedimientos, sino también a pacientes sanos en todo el mundo.
Ante esta situación, el doctor Cantón considera que uno de los retos de la comunidad científica es "el descubrimiento de nuevas moléculas que tengan mecanismos más originales que actúen sobre los propios microorganismos".
"Hay que investigar no sólo en mejorar su uso sino también en la búsqueda de nuevos mecanismos de acción", según este experto. Y en esta misma línea, el Plan Nacional de Resistencias a los Antibióticos aboga por promover estudios que ayuden a conocer la verdadera dimensión del problema, incentivar el desarrollo de nuevos antimicrobianos y mejorar el uso de los ya disponibles.