Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La infección por VIH puede afectar a la conectividad neuronal y el rendimiento cognitivo

Un trabajo liderado por investigadores de la Universidad de Missouri-Saint Louis (Estados Unidos) han descubierto en adultos jóvenes con VIH interrupciones significativas en las conexiones neuronales de todo el cerebro que se traducían en un menor rendimiento cognitivo.
Además, según detallan en un artículo en la revista 'Brain Connectivity', el desempeño de estos pacientes en tareas de aprendizaje fue peor a medida que aumentaban estas anomalías en la conectividad neuronal.
Los investigadores analizaron a un grupo de adultos jóvenes con VIH que todavía no habían recibido ningún tratamiento previo que pudiera influir en la conectividad neuronal.
Y los análisis mediante resonancia magnética permitieron evaluar la estructura organizativa de la materia blanca del cerebro y todas sus redes neuronales y constatar que la conectividad del cerebro puede convertirse en un biomarcador no invasivo del daño que puede provocar la infección.
"El aspecto más interesante de este estudio fue que se realizó en adultos jóvenes con antecedentes limitados o inexistentes de tratamiento contra el VIH, en los que es extremadamente raro detectar cambios en la estructura y función del cerebro a menos que exista una enfermedad neurológica grave", ha reconocido Christopher Pawela, redactor jefe de 'Brain Connectivity'.
Por ello, el hallazgo da crédito a la hipótesis de que la infección por VIH puede asociarse con alteraciones cerebrales y las correspondientes anomalías en sus habilidades cognitivas.