Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La "industria" de la caza afecta al 80% del territorio español e impacta en el equilibrio natural, según Ecologistas

La caza es una "industria" que afecta al 80 por ciento del territorio español e impacta contra el equilibrio natural y la economía rural, según un informe elaborado por Ecologistas en Acción que evalúa los daños que genera el sector cinegético en la biodiversidad.
El estudio 'El impacto de la caza en España' revisa 80 publicaciones científicas, técnicas y divulgativas y analiza los distintos aspectos del desarrollo de la biodiversidad. Así, ha documentado el "profundo y negativo impacto" que genera la caza en el equilibrio natural, la biodiversidad, el bienestar animal y el desarrollo rural.
Además, denuncia que los graves perjuicios que genera en el medio natural afectan también a aspectos medioambientales, de bienestar animal, económicos y sociales.
Para la ONG, la caza en España genera "muchos" de los problemas de los que luego el sector cinegético se ofrece a solucionar "sin éxito en ningún caso".
En concreto, expone que la caza se debate entre dos modelos de gestión, uno popular de cotos de carácter social y otro de carácter comercial, dirigido a la explotación turística. A este respecto, denuncia que los dos modelos y, sobre todo el segundo, tienden cada vez más a la intensidad y la transformación de la caza como un "mero aprovechamiento ganadero" que se basa en soltar animales criados en granjas, en la alimentación artificial y en la implantación de infraestructuras que cada día fragmentan más los espacios naturales y obstaculizan el desarrollo de actividades de ocio y ecoturísticas.
El informe describe también a los cazadores españoles como unos "rebeldes permanentes" hacia la legislación y sobre todo contra las directivas europeas y las leyes nacionales y autonómicas.
"Es manifiestamente refractario a dejar de lado ningún tipo de práctica cinegética por perniciosa que ésta sea. Se han listado más de una veintena de modalidades de caza contrarias a la normativa. Entre ellas están los ejemplos del parany, del silvestrismo, de las tiradas de pichón, de codorniz, de faisán o de acuáticas, del uso de plomo, de la caza de especies exóticas e invasoras, del control de predadores, de la caza de perdiz con reclamo, de la media veda de la tórtola, de la caza en los parques nacionales o en otros espacios protegidos, de la caza del lobo o de la caza fuera de temporada", añade el documento.
Por otro lado, Ecologistas en Acción analiza la gestión e imagen que el "lobby" cinegético quiere proyectar como facilitador del equilibrio ecológico cuando considera que "lo que hace la caza es exactamente lo contrario".
El estudio pone de ejemplo las sueltas de jabalí o ciervo y la instalación de comederos y les acusa de ser los causantes de distintas especies exóticas invasoras como el arruí o el muflón, a través de las sueltas incontroladas que contribuyen a la contaminación genética de especies como la perdiz roja.
También asegura que el "llamado control de poblaciones" fracasa estrepitosamente cuando se pone al servicio de la caza, tal y como dice que ha ocurrido con el ciervo en Parques Nacionales y otros espacios naturales o con el arruí donde está introducido igual que en el conejo.
El análisis se centra también en conocer la contribución económica y denuncia que la actividad que genera se debe sobre todo al "dinero negro" y afirma que esto está reconocido por el propio sector que, según Ecologistas, se cifra en dos tercios del total de 9.000 millones de euros.
Por otro lado, el estudio apunta que la práctica cinegética perjudica cada vez más a otras actividades de aprovechamiento, ocio y turismo que se desarrollan en el medio natural, ya que molesta o pone en peligro a las personas e interpone barreras legales o físicas para disfrutar del acceso a los espacios públicos.
Finalmente, Ecologistas en Acción ha señalado en la presentación del informe este viernes que el documento 'Siete verdades del impacto de la caza en España' se trasladará a las instituciones estatales y europeas para su toma en consideración.