Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La industria papelera europea aumentará en un 40 por ciento sus inversiones para descarbonizar el sector en 2050

La Confederación Europea de Industrias del Papel (CEPI) ha anunciado que aumentará en un 40 por ciento sus inversiones para transformar el sector en una "bioeconomía" baja en carbono en 2050, según ha informado Aspapel.
Así, la asociación que representa a las empresas papeleras españolas ha señalado que el sector invierte en toda Europa una media anual de 3.500 millones de euros, aunque ahora observa que la implantación de tecnologías de descarbonización y el desarrollo de la producción de nuevos bioproductos requerirá una inversión adicional de 44.000 millones de euros hasta 2050.
Esta inversión ha sido comunicada en el marco de la XVIII Semana Europea del Papel por el nuevo director general de CEPI, Sylvain Lhôte, y el presidente, Peter Oswald (CEO del Grupo Mondi, Europa y División Internacional).
Los representantes han expuesto la agenda inversora del sector para convertir al sector en 2050 en una "bioindustria baja en carbono y eficiente en la gestión de los recursos" y para ello ha señalado también que en su Hoja de Ruta 2050 pretende reducir su huella de carbono en un 80 por ciento e incrementar la creación de valor añadido en un 50 por ciento para 2050.
Lhôte ha subrayado que la inversión debe ser "la piedra angular" para hacer posible esta transformación de Europa, para lo que será necesario aumentar las inversiones en un 40 por ciento para transformar el sector y aprovechar las nuevas oportunidades de mercado.
La industria papelera invierte en Europa una media anual de 3.500 millones de euros. La implantación de tecnologías de descarbonización y el desarrollo de la producción de nuevos bioproductos requerirá una inversión adicional de 44.000 millones de euros hasta 2050, lo que supone un incremento del 40%.
Por su parte, el director general de la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (ASPAPEL), Carlos Reinoso, ha destacado que la industria papelera española como bioindustria basada en un recurso renovable "está llamada a desempeñar un papel protagonista en una nueva economía".
En el ámbito nacional, ha dicho que el sector papelero español comenzó en 2014 un "nuevo ciclo inversor" y que en los últimos tres años, las inversiones se han incrementado en un 54 por ciento, con una inversión prevista para este año 2016 de 228 millones de euros.