Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un incendio forestal obliga a desalojar el camping de Corrubedo, en Ribeira, A Coruña

El camping de Corrubedo, en Ribeira, A Coruña, ha tenido que ser desalojado después de que se haya declarado un incendio forestal en la zona.  El incendio ha calcinado cerca de unas 20 hectáreas por el momento, y la Policía ha decidido desalojar a algunos vecinos de la localidad hasta que el fuego remita. Otro incendio ha sido extinguido en la localidad de A Veiga, en Ourense, tras afectar 30 hectáreas.

Un incendio forestal ha obligado a desalojar el camping de Corrubedo, en Ribeira, A Coruña, según han confirmado a Europa Press fuentes de la Consellería do Medio Rural e do Mar. Las primeras estimaciones provisionales cifran la superficie afectada en unas 20 hectáreas.
En las labores de extinción participan un técnico, seis agentes forestales, 16 brigadas, 12 motobombas, dos palas y un helicóptero. En estos momentos los trabajos se centran en la refrigeración de la zona para que el fuego no se reactive.
Por su parte, la Policía Local de este municipio coruñés ha explicado que a última hora del sábado se recomendó a varios vecinos de las casas más próximas al incendio abandonar sus viviendas hasta que el fuego remitiese. Además, la entrada a Corrubedo por la AC-303 quedó cortada al tráfico durante varias horas. Con todo, conforme ha indicado el departamento que dirige Rosa Quintana, no fue necesario declarar el nivel de emergencia dos.
Extinguido un incendio en A Veiga, Ourense
Por otra pare, otro incendio forestal ha quedado extinguido a las 2:14 horas de esta madrugada en la parroquia de Carracedo, situada en el municipio ourensano de A Veiga.
La Consellería do Medio Rural e do Mar ha precisado que las llamas se iniciaron a las 15:09 horas de la tarde del sábado y afectaron a una superficie de 30 hectáreas, 10 de monte arbolado y 20 de raso. En su extinción participaron tres agentes forestales, 11 brigadas, cuatro motobombas, una pala, tres helicópteros y cuatro aviones.