Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Controlado el incendio que afectó a las Fragas do Eume y calcinó unas 750 hectáreas

Del total, unas 370 corresponden a áreas de mayor interés de conservación del parque

Alberto Núñez Feijóo: "Más del 90 por ciento" de las Fragas do Eume "sigue intacto"

La Consejería de Medio Rural de la Xunta ha informado de que el incendio forestal registrado en el municipio coruñés de A Capela, que ha afectado a una parte del Parque Natural de las Fragas do Eume, ha sido controlado, tras calcinar unas 750 hectáreas. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha afirmado que "más del 90 por ciento" del parque natural de la Fragas do Eume sigue intacto", al tiempo que ha reiterado el compromiso de "restaurar" la zona del parque afectada.
El fuego se inició el pasado sábado a las 15.16 horas y ha quedado controlado a las 20.00 horas de este lunes. La Xunta mantiene la estimación provisional de 750 hectáreas calcinadas (500 arboladas y el resto de monte raso). Del total, unas 370 corresponden a áreas de mayor interés de conservación del parque.
El total acumulado de medios movilizados son 4 técnicos, 33 agentes forestales, 37 brigadas, 23 motobombas, 3 palas, 8 helicópteros, 7 aviones y efectivos de Protección Civil de Mugardos.
A ellos, hay que añadir los 286 efectivos movilizados que forman parte de la Unidad Militar de Emergencias (UME).
Estos militares actúan apoyados por 18 autobombas, 6 camiones cisterna y unos cien vehículos de comunicación y apoyo. Todos ellos son elementos de intervención pertenecientes al Batallón de Intervención en Emergencias V, con base en León.
Esta tarde la Xunta ha desactivado el 'Nivel 1', que fue decretado el pasado sábado como medida preventiva.
"A pesar de tener las condiciones climatológicas más adversas, a pesar de tener una sequía prolongada y a pesar de que hay decenas de personas que se dedican a acabar con el patrimonio de todos, más del 90 por ciento de ese bosque está intacto", ha subrayado Alberto Núñez Feijóo. En este sentido, ha afirmado que Galicia sigue teniendo "el bosque más importante de la fachada atlántica de Europa", al tiempo que ha reiterado el compromiso que mantienen el ministerio de Agricultura y la Administración autonómica de restaurar "la totalidad del porcentaje, inferior al 10 por ciento, de parque natural que ha quedado afectado".
Reforma del código penal
A preguntas de periodistas sobre el endurecimiento de las penas a los incendiarios, Feijóo se ha referido a la propuesta presentada al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, para reformar el Código Penal y "agravar las penas en las que se incluyan la responsabilidad patrimonial y económica de los daños producidos".
En este sentido, Feijóo ha apuntado "que las personas que quemen el bosque" no serán capaces de reunir "durante toda su vida el dinero suficiente para poder pagar la responsabilidad patrimonial y económica a la que se pueden enfrentar".
La reforma que podría afectar, según ha precisado el presidente gallego, "a las más de 50 personas detenidas en este trimestre", o a las dos personas detenidas este lunes en Neda y Ourense.
Valor único en Europa
Las Fragas do Eume poseen un gran valor por su alto grado de naturalidad y biodiversidad, y acoge 23 especies de árboles, entre las que destacan los robles, los castaños, los abedules, los alisos o los fresnos. En cuanto a la fauna, existen 126 especies de vertebrados y 103 aves. Entre los mamíferos, hay lobos, martas, gatos montescos, jabalíes, corzos, ciervos o gamos.
Además, también tiene un alto interés histórico-artístico, con monumentos como el Monasterio de Monfero y el de Caaveiro, que el sábado tuvo que ser desalojado ante la proximidad del fuego. Además, este domingo ha permanecido vigilado y con labores de enfriamiento, según las fuentes consultadas por Europa Press, para evitar consecuencias en este edificio que según la tradición data del siglo X aunque la primera prueba documental es de 1154, 200 años después de la que se cree fue su fundación como monasterio benedictino.
Sobre este monumento, la Diputación de A Coruña, titular del monasterio, ha señalado que "no sufrió ningún daño" como consecuencia del fuego, tras acudir a realizar una inspección técnica miembros del Servicio de Patrimonio.