Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trece cuerpos, todavía sin identificar

Un total de 67 fallecidos en el tren accidentado en Santiago de Compostela han sido identificados y se les ha practicado la autopsia este jueves, según los últimos datos actualizados del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). Otros 13 cadáveres no han podido ser identificados y quedan pendientes de nuevas pruebas que se practicarán este viernes.

Así, se examinarán los cuerpos para comprobar si tienen alguna característica física que permita una identificación inequívoca, como prótesis o tatuajes. En caso contrario, se hará una prueba de ADN. Para ello, desde primera hora del día se han tomado muestras de ADN a los familiares por si fuesen necesarias.
Fuentes del TSXG han explicado a los medios congregados ante el Multiusos Fontes do Sar, que se ha habilitado como tanatorio, que dos grupos especiales trabajarán en las pruebas de ADN con el fin de que los resultados estén disponible "en dos o tres días".
Al pabellón continúan llegando los familiares de los fallecidos que ya han sido identificados. De hecho, 26 familias ya han podido recuperar los cadáveres. No obstante, no todos los cuerpos han sido trasladados del tanatorio, puesto que no todas las familias han decidido el proceso y en algunos casos, las funerarias no se han podido hacer cargo aún de los cuerpos dado que las víctimas procedían de diferentes lugares, algunos alejados.
Por el Multiusos han pasado a lo largo del día diferentes representantes públicos, como el director general de la Policía, Ignacio Cosidó; el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa; el portavoz de AGE, Xosé Manuel Beiras; y el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda.
MDSPGL20130724_0016