Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El barco hundido en la Ría de Pontevedra volvía a puerto tras descargar cuando chocó contra una batea

El pesquero 'Novo Marcos', hundido en la Ría de Pontevedra este miércoles de madrugada, regresaba a puerto tras descargar la pesca cuando chocó contra una batea en un polígono cerca de la Illa de Tambo.
Así lo ha explicado, en declaraciones a los medios, el responsables de emergencia de Poio (Pontevedra), Manuel Vicente. "El barco venía de Marín, ya había descargado y volvía a puerto", ha comentado.
Manuel Vicente ha indico que el superviviente que nadó a tierra "tardó cerca de hora y media en llegar" debido a las "condiciones y el frío". "sobre las 4,00 horas se produjo el choque y el primer aviso fue sobre las 5,30-5,45 horas".
Sobre el siniestro, ha relatado que la mayoría de la tripulación estaba durmiendo cuando, según la versión de este superviviente, "sintió un golpe" y cuando subió "notó que se empezaba a hundir". "El barco dio la vuelta y quedó quilla arriba y fue cuando saltaron todos al mar", ha relatado el responsable de emergencias.
Por su parte, el patrón mayor de Portonovo, donde tenía puerto base el pesquero hundido, José Antonio Gómez, ha relatado que "el barco estuvo de noche parado en Marín, tomando café en tierra".
"Saliendo de Marín se debieron acercar a esta zona porque la noche no estaba muy buena y embistieron con una batea e intentaron traer el barco hacia una playa. Pienso que se equivocaron ahí", ha manifestado, para confirmar que "hay dos fallecidos, un desaparecido y dos supervivientes".
"Esperemos que esté en el barco", ha dicho sobre el desaparecido que, según ha concretado Manuel Vicente, se trata del patrón de la embarcación hundida.
BARCO DE CERCO
El patrón mayor ha señalado que el barco se dedicaba al cerco, con puerto base en Portonovo, y contaba con entre 12 o 13 metros de eslora. "Hicieron parada de noche en Marín y sobre la madrugada volvieron a salir y fue cuando tuvieron el percance. Venían para tierra", ha recalcado.
"Como es un barco pequeño, 12-13 metros, no estaba la noche bien para pescar fuera, por lo que estaban en la ría", ha destacado el patrón mayor, que ha ratificado que el accidente se produjo "contra una batea en el polígono más cercano a la Illa de Tambo".
"Suponemos que salía de Marín y se acercó a esta zona o con intención de amarrar en Combarro o ir a Portonovo. Esta zona no es de trabajo, entiendo que venía para tierra para parar", ha reiterado.