Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los ‘huevos nube’: la nueva moda gastronómica que ha conquistado Instagram

Los ‘huevo nube’: la nueva moda gastronómica que ha conquistado InstagramKetoliciousness

Si uno entra en un hashtag de Instagram relacionado con comida puede tirarse horas y horas viendo diferentes fotos y vídeos de platos de esos que ‘entran por los ojos’. Tal es la relevancia que han adquirido las redes sociales en la gastronomía que son un buen termómetro para conocer las tendencias en el mundo culinario. Ahora, la moda se hace llamar ‘huevo nube’.

Aunque se necesita algo de esfuerzo, y quizás varios intentos para obtenerlo, el resultado de este huevo es estéticamente muy atractivo. Cuando se habla de ‘huevo nube’ nos referimos a un tipo de huevo, con apariencia de frito, pero con una elaboración bastante más sofisticada.
Pero además de su apariencia, tan estéticamente bonita, los que han probado este huevo cocinado de una forma diferente aseguran que son muy deliciosos y que además entran dentro de lo que se denomina como comida saludable.
Pero, ¿cómo se preparan los ‘huevos nube’? Quizás lo más complicado puede ser la técnica, ya que en un principio sólo se necesita un huevo y un horno para poder elaborarlo, aunque también se le pueden añadir más ingredientes.
Pasos a seguir:
1. Separar la yema de la clara.
2. Batir la clara hasta que estén a punto de nieve. En este paso podemos añadir trozos de queso, jamón o bacon, entre otros ingredientes, a la mezcla. Así se conseguirá un sabor y una textura extra.
3. Una vez que la clara está a punto de nieve, en una bandeja de horno (sobre un papel para hornear), se coloca la mezcla haciendo una forma de volcán.
4. Introducimos la bandeja con la clara a punto de nieve en el horno a 230° C entre cinco y ocho minutos.
5. Cogemos la yema y la introducimos en el centro del ‘volcán’ que ya se ha endurecido tras haber pasado por el horno. Ahora, con la yema ya colocada, se vuelve a introducir la bandeja en el horno durante tres minutos. Tras ese tiempo, ya estará listo para comer.
Según informa el diario inglés Indepedent, este plato compuesto por huevo tan sólo tendría unas 160 calorías por porción. Además, se puede comer en tostadas, con aguacate, con bacon o, entre otros muchos productos, patatas fritas.

Not a bad first attempt at 'Cloud Eggs' #breakfast #cloudeggs #healthy #happymonday #weekoff

Una publicación compartida de Donna (@donnamarie1983) el 8 de May de 2017 a la(s) 3:29 PDT