Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los maquinistas de Renfe convocan tres huelgas más ante la falta de acuerdo

Los maquinistas de Renfe convocan tres huelgas másEFE

El sindicato de maquinistas Semaf ha convocado tres jornadas más de huelga en Renfe, para los días 24 y 29 de junio y el 1 de julio, fechas que coincidirán con la primera 'operación salida' de las vacaciones de verano, según informaron a Europa Press en fuentes de la organización.

El sindicato de maquinistas Semaf ha convocado tres jornadas más de huelga en Renfe, para los días 24 y 29 de junio y el 1 de julio, fechas que coincidirán con la primera 'operación salida' de las vacaciones de verano, según informaron a Europa Press en fuentes de la organización.
Estos paros se sumarán a los dos que aún le restan por llevar a cabo del calendario que ya estaba convocado, el de mañana martes, 14 de junio, y el del jueves día 16, y los dos que ya han realizado (el del viernes 10 de junio y el del domingo 12).
Con la extensión de la convocatoria, Semaf cumple con lo previsto por el sindicato de alargar los paros en caso de que este lunes por la mañana no se hubiera alcanzado un acuerdo con la compañía.
A pesar de las nuevas huelgas, el sindicato acudirá a la reunión que Renfe le ha convocado para las 17.00 horas de la tarde este lunes.
Con estas movilizaciones, Semaf denuncia la demora que, según asegura, Renfe acumula a la hora de en poner en marcha distintas medidas acordadas con los sindicatos, como es el plan de empleo que habilita un sistema de salidas voluntarias de trabajadores de la empresa ligadas a nuevas incorporaciones. También protestan por la situación del negocio de mercancías y por la disminución de los servicios de vía estrecha heredados de la extinta Feve.
De su lado, Renfe señala que el objetivo último de los maquinistas con los paros es determinar el sistema por que el deben incorporarse a la compañía los nuevos conductores, algo que, según aseguran, debe realizarse por concurso público por tratarse de una empresa estatal.
La operadora asegura que el plan de empleo está ya en marcha, tiene un coste de 32 millones de euros y supondrá que este año sea "uno de los que más empleo" se genere en Renfe en toda su historia.