Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Este muerto está muy vivo': un hombre se presenta a presidente para demostrar que está vivo

'Este muerto está muy vivo': un hombre se presenta a presidente para demostrar que está vivoEfe

Santosh Kumar fue declarado muerto en 2003 después de una venganza de sus familiares por casarse con una mujer que pertenecía al eslabón más bajo del sistema de castas en la India. Desde entonces está muerto para las autoridades y denuncia que solo en el estado de Uttar Pradesh hay otras 50.000 personas en su misma situación.

En 2003 declararon muerto a un joven indio y desde entonces lleva luchando para demostrar que está vivo. Pero su intento para que el Estado lo reconociese legalmente fracasó después de presentarse para presidente del país por segunda vez para llamar la atención sobre su situación.
Sin embargo, rechazaron su candidatura por no presentar una copia del certificado de identidad. "Me ocurrió lo mismo en las anteriores elecciones de 2012: ¿cómo les voy a presentar un documento de identidad si me lo deniegan porque dicen que estoy muerto?", recoge El Progreso.
Así, Santosh Kumar se lanzó a las calles con un disfraz de esqueleto y un cartel en el que se podía leer: “Estoy vivo”. Todo para que las autoridades se den cuenta de su error, pero de momento nada ha servido.
Y todo comenzó cuando Santosh dejó su aldea para trabajar como cocinero de un actor de Bollywood. Fue entonces cuando se enamoró de una mujer que pertenecía al eslabón más bajo del sistema de castas en la India.
Cuando se casó con ella, sus familiares –que no aceptaban ese matrimonio- decidieron vengarse de él por traicionar su casta y reportaron que había desaparecido durante un atentado con bomba en Bombay durante 2003, en el que acabaron dándole por muerto.
Según cuenta Kumar al mismo medio, sus primos le robaron unas tierras valoradas en millones de rupias, aprovechando que figuraba como fallecido para el Estado.
Nada más enterarse de lo ocurrido, intentó denunciarlo pero le amenazaron con matarle. Nadie hacía nada por arreglar su situación y además no es el único porque solo en ese Estado hay unas 50.000 personas vivas declaradas muertas.
Cuenta que ya no pretende recuperar sus tierras ni sus propiedades, sólo quiere presentar su candidatura para acabar con un problema que le afecta a mucha gente.