Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Causa el pánico en Madrid al llevar un cinturón de paquetes de 6.000 euros adosado al cuerpo

Causa el pánico en Madrid al llevar un cinturón de paquetes de 6.000 euros adosado al cuerpoTwitter

La Policía Municipal de Madrid acordó anoche la Plaza de la Independencia después de que fueran alertados por la presencia de un hombre de 42 años, con lo que parecía un cinturon de explosivos adosados al cuerpo. Cuando llegaron los agentes de TEDAX y Guías Caninos, descubrieron que más que explosivos eran dinero. En total, los agentes policiales encontraron 185.000 euros en el interior de los paquetes envueltos en cinta americana.

Pánico es lo que se vivió anoche en la Plaza de la Independencia de Madrid. Agentes de la Policía Municipal del distrito de Salamanca tuvieron que acordonar la céntrica plaza porque una persona portaba lo que parecía un cinturón de explosivos adosados al cuerpo.
Los médicos de SAMUR, quienes atendían al varón de 42 años en estado de embriaguez, alertaron a los agentes policiales cuando descubrieron unos “extraños bultos” en su cintura.
Cuando la Policía Municipal se persono en el lugar de los hechos, observaron que eran varios paquetes pegados con cinta americana alrededor del cuerpo. Los agentes acordonaron la zona creando un perímetro de seguridad y desalojaron la plaza hasta la llegada de los Técnico Especialista en Desactivación de Artefactos Explosivos (TEDAX) y Guías Caninos del Cuerpo Nacional de la Policía.
Sin título-2
Finalmente no se detectó ningún material explosivo, batería ni cableado, por lo que procedieron a inspeccionar los paquetes envueltos en cinta americana. La sorpresa llegó cuando los agentes encontraron 185.000 euros de curso legar en su interior, llevando, al parecer, 6.000 euros en cada paquete.
El hombre, madrileño, fue denunciado por omitir la declaración previa de movimiento de medios de pago, ya que en España hay obligación de declarar la salida o entrada de dinero en efectivo por improte igual o superior a 10.000 euros.