Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hombre contra la máquina: cómo perder los nervios sacando un billete de autobús

La escena ocurrida en la denominada ‘ciudad que nunca duerme’, Nueva York, no deja de ser cómica: un hombre gritándole a una máquina, enfurecido y fuera de control en todo un ataque de nervios protagonizado ante la mirada incrédula de los viandantes que se encontraban a su alrededor. ¿La razón? No conseguía el billete de autobús que la máquina debía darle después de haber depositado el dinero, como informa Gothamist. Y no solo una vez, sino varias, a juzgar por sus propias palabras.

“¡Romped esta máquina! Puse dinero, ¡¿qué es lo que va mal?! Lo acabo de hacer. ¡Puse dinero!” exclama a viva voz, en medio de una enorme frustración. “Muy bien, por vigésima vez. ¡Por vigésima pu** vez!”, grita después, intentando sacar el billete nuevamente, tras haberse ensañado golpeando las dos máquinas del lugar.

Sin embargo, aunque la situación es vista como cómica en un principio, conocidos los detalles, éstos dan lugar, cuando menos, a generar un debate que es cada vez más actual y que quizás, de algún modo, pueda llevar a solidarizarnos con el hombre que protagoniza este vídeo: la creciente presencia de las máquinas y los dispositivos electrónicos como ‘intermediario’ indispensable o medio en sí mismo para poder realizar una operación que antiguamente se hacía a través de la interacción entre varias personas.