Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hombre que estuvo sin hablar a su mujer durante más de 20 años

Pareja Japóntelecinco.es

Más de 20 años es el tiempo que llevaba un marido sin hablar a su esposa en Nara, Japón. El hombre asegura que “no hay vuelta atrás en su decisión” ya que la mujer estaba “enfuruñada”, aunque todo cambió tras la visita a un programa de televisión.

Lo curioso de la historia es que siguen viviendo bajo el mismo techo e incluso realizan una vida normal, pero cuando el hombre quiere hablar a su esposa se dirige a sus hijos para que estos le comenten a ella lo que quería decirle. El hecho ha salido a la luz debido a que uno de sus hijos, de 18 años, ha enviado una carta a un programa de televisión para pedir ayuda e intentar que sus padres vuelvan a hablar con normalidad, según informa 'Mirror'. 
Tanto es así, que el menor de los hijos asegura que no recuerda haber escuchado a sus padres hablar. “Mi padre no habla con mi madre, pero mi madre habla normalmente con él”, explicó el hijo en el programa de televisión. Los otros dos hijos, de 21 y 25 años, relatan que tampoco recuerdan haber escuchado a sus padres hablar entre ellos. 
El padre explicó los motivos de tal extraño comportamiento, y es que asegura que no sentía la suficiente atención de su mujer, ya que esta se centraba demasiado en los hijos. “Cuando nacieron los niños de mi esposa estaba un poco celoso, de mal humor”, comentó el hombre, que además aseguró que “no hay marcha atrás en mi decisión”.
A pesar de la tajante declaración del padre, el programa consiguió que este hablara unas palabras con su esposa. Y es que les prepararon un encuentro en el parque en el que tuvieron su primera cita y finalmente él dijo “de alguna manera ha pasado un tiempo desde la última vez que hablamos”. Al menos el programa consiguió lo que en los últimos 20 años no se había producido.