Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los lugares prohibidos de la casa: la buhardilla, el sótano y el garaje

Ariel Castro, secuestrador tres jóvenes durante diez añoscuatro.com

La casa del humilde barrio de Cleveland, donde permanecieron encerradas durante diez años Amanda Berry, Gina DeJesus y Michelle Knight parecía normal. Ningún vecino sospechaba nada e incluso su hijo, Anthony, nunca pensó que su padre, Ariel Castro, fuera capaz de secuestrar a tres jóvenes y mantenerlas prisioneras todo este tiempo. Ahora, sin embargo, recuerda que había lugares prohibidos, adonde "no se nos permitía ir": La buhardilla, el sótano y el garaje.

Anthony Castro, hijo del dueño de la casa donde permanecían prisioneras las tres jóvenes halladas vivas, ha contado de su padre, un hombre que maltrataba a su madre, incluso cuando esta se recuperaba de una intervención cerebral.
El joven, que ahora tiene 31 años, ha mostrado su sorpresa y su estado de "shock" al descubrir que su padre  es un secuestrador "que ha mantenido encerradas a la fuerza a esas chicas, que las ha obligado a tener relaciones sexuales con él y que las ha mantenido ocultas", según ha publicado el Daily Mail.
Sin embargo, Anthony, asegura que su hermana sí creía a su padre capaz de esos crímenes.
Para su padre, que hizo estas cosas,  cree que solo "se merece estar tras las rejas por el resto de su vida".
En las fotografías que ha cedido en exclusiva al tabloide británico, se ve a Ariel Castro junto a su hijo, ambos sonrientes, mientras a sus espaldas, la puerta que llevaba al sótano, con pestillos y cerrojos para evitar que alguien pudiera acceder.
"La casa siempre estaba cerrada,' recordó Anthony. "Había lugares a los que nunca podíamos ir. Había cerrojos en el sótano, cerrojos en el ático y en el garaje. "
A pesar de que el contacto con su padre se volvió menos frecuente después de la muerte de su madre, hace poco más de un año, el joven recuerda una conversación que mantuvo con Ariel Castro el pasado mes de abril cuando este le preguntó si creía que algún día Amanda Berry iba a aparecer.
Cuando Anthony le dijo que pensaba que era probable que Berry estuviera muerta, porque había desaparecido hacía tanto tiempo, su padre le respondió: "¿En serio? ¿Eso crees?"
 Amanda Berry, fue precisamente, la joven que logró escapar y avisar a a la policía el pasado lunes cuando saltó a los medios el horror que se escondía en la casa de Ariel Castro.