Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dejó a su hija de 10 años abandonada sin agua y sin zapatos en un desierto

Dejó a su hija de 10 años abandonada en un desierto sin agua y sin zapatosMohave County Sheriff's Office

Charles Watson, de 28 años de edad y oriundo de Kingman, Arizona, EEUU, ha sido arrestado después de dejar a su hija, de 10 años, abandonada en un desierto sin agua y sin zapatos. Aunque dijo a las autoridades que a los 15 minutos volvió al lugar para supuestamente buscarla, no la encontró. Fue un transeúnte quien la localizó, descalza y llorando, y llamó a la policía.

Sin agua, sin zapatos, abandonada en el desierto bajo un sol que elevaba la temperatura más allá de los 32 grados. Así es como Charles Watson, de 28 años y oriundo de Kingman, Aizona, EEUU, dejó a su pequeña.
Según las autoridades, padre e hija tuvieron una riña y Charles decidió llevársela en su vehículo a dar una vuelta para calmarla. Sin embargo, tal y como confesó, terminó por obligarla a bajarse de su camión y la dejó abandonada en el desierto.
Según la versión de Watson, acto seguido condujo a casa y esperó 15 minutos antes de volver al lugar, pero para entonces no pudo encontrar dónde estaba su hija.
Afortunadamente, una persona que se encontraba en las inmediaciones la escuchó llorar y la vio andando descalza, por lo que inmediatamente se apresuró a contactar con las autoridades y la llevaron a casa.
Tal y como informa NY Post, la pequeña le contó a los agentes que su padre la había mordido y ella se golpeó la cabeza antes de que Watson se marchase del lugar a toda velocidad.
Además, cuando la preguntarón, al dolor de cabeza añadió que también sentía dolor en el cuello.
Como consecuencia, fue trasladada al centro médico Kingman Regional Medical Center, donde fue atendida antes de ser puesta en custodia del Departamento de Seguridad Infantil.
Por su parte, las autoridades informaron de que en el momento de la detención Charles Watson, acusado de maltrato infantil, se encontraba durmiendo y desprendía un fuerte olor a alcohol.